­A Sangre y Fuego!

RESISTE BAGDAD

 

 

Toman dos Palacios de Hussein; Hallan 20

Misiles con Agentes Qu¡micos y Neurot¢xicos

 

BAGDAD, 7 de abril (Reuters, DPA y AP).- Francotiradores iraqu¡es arrodillados debajo de los puentes defend¡an hoy esta capital contra los invasores estadunidenses, quienes tomar el control de dos palacios de Saddam Hussein en el centro de la ciudad, aunque perdieron a cuatro soldados ante la fuerte resistencia de las fuerzas leales al Presidente iraqu¡, al tiempo que una radioemisora de EU informaba que las fuerzas aliadas que operan al sureste de la capital hallaron un dep¢sito con unos 20 misiles que contienen agentes qu¡micos y neurot¢xicos.

Por otra parte, se anunci¢ que fue encontrado el cad ver de Al¡ Hassan al-Mayid, conocido como ``Al¡ el Qu¡mico y uno de los miembros m s brutales del r‚gimen iraqu¡, en el interior de su casa de Basora destruida por un bombardeo".

El corresponsal de la emisora National Public Radio, que acompa¤a a la 101¦ Divisi¢n Aerotransportada, cit¢ altas fuentes militares que afirmaron que fueron encontrados misiles que conten¡an gas sar¡n y gas mostaza, aunque en cantidades ¡nfimas.

El reporte cita a un comandante estadounidense que dijo que el hallazgo era ``una potencial prueba irrefutable" contra el r‚gimen iraqu¡, que afirma no poseer armas qu¡micas.

Asimismo, el mayor Ros Coffman, oficial de asuntos p£blicos de la 3ra. Divisi¢n de Infanter¡a, dijo que expertos estadounidenses en armas biol¢gicas y qu¡micas creen haber encontrado un dep¢sito iraqu¡ de armas de exterminio.

"Nuestros detectores han indicado algo', dijo el oficial.'Estamos hablando de un sitio de posible almacenamiento de armas prohibidas. Este es un reporte preliminar, pero podr¡a ser una prueba irrefutable".

Agreg¢ que el sitio se encontraba al sur de la localidad de Hindiyah, en el centro de Irak.

Mientras tanto, la guerra urbana para la que el Presidente iraqu¡ se estaba preparando comenz¢ finalmente cuando decenas de tanques estadounidenses entraron retumbando en Bagdad y atacaron dos complejos presidenciales en la margen occidental del r¡o Tigris.

El Ej‚rcito de Estados Unidos describi¢ el asalto como una demostraci¢n de fuerza, aunque aclar¢ que no se trataba del ataque final para tomar el control de Bagdad, mientras que Irak afirmaba que los invasores estaban ``cometiendo un suicidio" en las puertas de la ciudad.

El polvo blanco de los morteros mezclado con una tormenta de arena que azotaba la ciudad elijunes obstru¡a la visibilidad, pero el ruido ensordecedor de las bombas de artiller¡a y de los morteros resonaba por toda Bagdad, especialmente hacia el oeste y el sur.

"Bagdad es una zona de combate ahora', dijo un testigo.

Casi los £nicos que caminaban por las calles eran soldados iraqu¡es uniformados o combatientes vestidos de civil. Numerosas ambulancias corr¡an de un lado a otro para evacuar a los heridos, y camionetas repletas de personas hu¡an de la ciudad.

Las fuerzas estadunidenses dijeron que hab¡an capturado dos complejos presidenciales en Bagdad, entre ellos el principal Palacio Republicano, que ha sido blanco de tres semanas de ataques a‚reos estadounidenses y el cual alberga el cuartel general de la Guardia Republicana, la fuerza de ‚lite al mando del hijo de Saddam, Qusay.

El ministro de Informaci¢n, Mohammed Saeed al-Sahaf, dijo a los periodistas que las fuerzas iraqu¡es estaban masacrando al enemigo y neg¢ que los tanques estadounidenses hubiesen capturado los palacios.

"Como dijo nuestro l¡der, Saddam Hussein, Dios est  asando sus est¢magos en el infierno', dijo Sahaf en tono desafiante, parado sobre un techo en el centro de Bagdad, ignorando los tanques estadounidenses que se encontraban a escasa distancia al otro lado del Tigris.

"La lucha contin£a en los principales campos de batalla. Bagdad est  asegurada y fortificada y los habitantes de Bagdad son h‚roes', agreg¢.

La portavoz del Ej‚rcito de Estados Unidos, la mayor Rumi Nielson-Green, dijo que se hab¡an colocado puestos de control en las principales carreteras que llegan a Bagdad para evitar que las fuerzas leales a Hussein reciban pertrechos militares.

Nielson-Green dijo a la estaci¢n Fox de televisi¢n que la capital estaba ``aislada', pero aclar¢ que los civciles podr n circular libremente por las carreteras que desembocan en la capital iraqu¡.

Sin embargo, los principales puentes que cruzan el r¡o Tigris parec¡an estar bajo el control de las fuerzas leales a Hussein, quienes agachados detr s de los pilares de un puente apuntaban sus armas hacia las fuerzas estadounidenses al sur. Fuego de artiller¡a era disparado desde la misma posici¢n y otras armas fueron colocadas en una intersecci¢n justo detr s.

Los miembros de la Guardia Republicana tomaron posiciones detr s de los edificios de los ministerios de Informaci¢n y Relaciones Exteriores, lanzando sus granadas impulsadas por cohetes en direcci¢n a las tropas estadounidenses, a s¢lo cientos de metros de distancia.

Una columna de tanques y veh¡culos blindados ligeros estadunidenses se hab¡a abierto paso con relativa facilidad hasta el centro de Bagdad, pero dos infantes de Marina murieron y varios m s resultaron heridos cuando luchaban por el control de dos puentes en el este de la ciudad.

Asimismo, una fuente militar estadounidense dijo que otros dos soldados podr¡an haber muerto, que seis resultaron heridos y que dos est n desaparecidos, tras un combate para tomar el control de un centro iraqu¡ de comunicaciones en el sur de la capital.

Luego de informar de la captura de dos palacios en el centro de Bagdad, el teniente coronel Pete Bayer explic¢ que se desconoc¡a el paradero de Saddam Hussein.

El secretario de Defensa de Gran Breta¤a, Geoff Hoon, tambi‚n dijo en Londres que desconoc¡a el paradero de Hussein y sus dos hijos.

Sin embargo, agreg¢ que hay ``fuertes evidencias" de que Ali Hassan al-Majid, conocido como ``Al¡ el Qu¡mico', primo de Hussein y comandante militar en el sur de Irak, estaba muerto. Majid se gan¢ el apodo por el uso de gas mostaza contra poblaciones kurdas en 1988.

En Basora, el mayor Andrew Jackson dijo que al-Majid habr¡a muerto el s bado cuando dos aviones de la coalici¢n aliada usaron proyectiles guiados por rayos l ser para atacar su residencia en Basora. El cad ver de al-Majid fue hallado junto con el de su guardaespaldas y el jefe de los servicios de inteligencia en Basora, dijo Jackson.