No hay eco al Clamor de Justicia

 

Otra Asesinada en Ciudad Juárez

 

JACQUELINE RAMOS, enviada

 

CIUDAD JUAREZ, Chi., 7 de abril.- La cifra varía según el organismo, de entre 250 y 300 mujeres muertas y 300 m s desaparecidas en esta frontera a partir de 1993. Lo cierto es que ayer mismo fue encontrada, asesinada y desnuda, una mujer m s, de unos 60 años, en la zona de Poleo.

Este último es un caso atípico. Hasta ahora la mayor parte de las mujeres de Ju rez asesinadas son de entre 16 y 25 años. El hecho es, empero, que la impunidad que ha permitido estos casos se extiende como un cáncer que amenaza con expandirse hacia todos los rincones y no sólo de esta frontera, sino de ciudades vecinas. Otras muertes similares se presentaron ya, por ejemplo, en Chihuahua.

El clamor de justicia, que parece no encontrar respuesta en parte alguna, se escuchó nuevamente aquí¡ esta mañana, cuando representantes de diversas organizaciones civiles se reunieron con el ombudsman nacional, José‚ Luis Soberanes Fernández, momentos antes de que ‚este rindiera el informe preliminar de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Padres y familiares de las v¡ctimas describieron al presidente de la CNDH un rosario de irregularidades vividas en sus respectivos casos.

Hay casos, por ejemplo, en donde a una mujer cuya hija le mataron no le permitieron verla sino hasta despu‚s de un a¤o de que la encontraran tirada. Lo cierto es que cuando fue hallada a£n pod¡a haberla identificado, pues hab¡a piel en la carne. En cambio, ella recibi¢ s¢lo huesos dos a¤os despu‚s y desconoce si ‚ste correspondi¢ al cuerpo de su hija. No hay pruebas de ADN.

Los casos son pat‚ticos. A otra mujer tambi‚n le mataron a su hija. Y, peor a£n, se pregunta d¢nde est  la beb‚ de apenas meses que iba con ella y que es su nieta.

En esta frontera, lo que abundan son las interrogantes, pero nadie da una respuesta.

Ante ello, las mismas personas afectadas, muchas reunidas en diversos organismos, han decidido salir ellos mismos a realizar los patrullajes en las zonas donde se han abandonado los cad veres de las mujeres.

Incluso, se han puesto a disposici¢n de la CNDH para coadyuvar en b£squeda de una soluci¢n.

Es de recordar que el pr¢ximo mi‚rcoles se inaugura en esta frontera una nueva oficina de la CNDH especializada en las Muertas de Juárez. Existe ya una m s, pero que se vincula directamente con los casos de los migrantes.

Norma Andrade, representante de Nuestras Hijas de Regreso a Casa estableció: ``Demandamos justicia y no hemos de callarnos jamás". Es hora de respuestas.