Dopado confeso francés campeón del mundo VTT deja el ciclismo

París, 14 oct.- El ciclista francés Jérome Chiotti, que confesó haber ganado el Mundial de bicicleta de montaña en 1996 gracias a la EPO, ha decidido dejar el ciclismo no sin antes denunciar que el dopaje sigue presente en el pelotón.

"Los corredores continúan dopándose impunemente", afirmó el ciclista de 31 años en una entrevista que publica hoy el diario "France Soir".

Chiotti fue campeón del mundo de bicicleta de montaña en Cairns (Australia) en 1996, pero cuatro años después confesó haberse beneficiado del consumo de EPO.

Fue sancionado con seis meses de suspensión y, él mismo, viajó a Suiza para entregar su maillot arco iris al helvético Thomas Frischnknecht, que fue segundo en el Mundial.

Ahora, Chiotti abandona el ciclismo y denuncia que "todo sigue igual", que los ciclistas siguen dopándose y que los dirigentes, que conocen estas prácticas, no hacen nada para evitarlo.

"Cuando veo que en el Tour no ha habido la mínima intervención policial me escandalizo. Puede que el señor (Jean-Marie) Leblanc (director de la carrera) tenga mucho poder", indicó.

El ciclista criticó también a Hein Verbruggen, presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI) y denunció la "ley del silencio" que reina en el pelotón.

"Cuando veo las caras de algunos corredores, enseguida me doy cuenta de que no van con agua", dijo. EFE

lmpg/jag

DPG MUN DXE
DEP:DEPORTES,CICLISMO