LINEA PRIVADA


* ¿Qué cosa fuera, la masa sin cantera?

* ¿En dónde y con quién estaríamos?

* Aguda descomposición en Concanaco


JAIME CONTRERAS SALCEDO

 
PERFILES.- El hubiera no existe. Luego de casi tres años de resistir una realidad foxiana, peor que la del flautista de Hamelin, hoy haremos un ejercicio de pospretérito de indicativo. ¿Qué habría pasado en México si otro candidato distinto al de la, ahora sabemos, fraudulenta Alianza por el Cambio, no fuera el ganador el 2 de julio del 2000?

 

A ver, a ver. Con Francisco Labastida Ochoa al frente de Los Pinos, en este momento la economía estaría igual que la que priva en este momento. Tal vez el secretario de Hacienda fuese José Angel Gurría. Al igual que Gil Díaz, el tamaulipeco economista estaría peleándose todos los días con el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz. Pero ambos guardarían las formas.  Eso sí, todos los mexicanos tendrían en sus hogares una computadora. Probablemente millones carecerían de energía eléctrica para conectarla. Y si
hubiera luz no habría programas, salvo los piratas, pero la gente no podría usarlos por falta de educación. Se han hecho apuestas de que Francisco Labastida Ochoa hubiera puesto en la SEP a Elba Esther Gordillo, la cual se la pasaría quejándose del espionaje telefónico, pero por supuesto.


Con Cuauhtémoc Cárdenas las cosas no estarían mucho mejores. En materia económica financiera, tal vez las cosas irían peores. Ya habría metido a la cárcel -entre otros- precisamente a Ortiz Martínez, Eduardo Fernández, Martín Werner, Jonathan Davis y todos los banqueros de tiempos del salinismo. Al frente de la SHCP estaría (según corren las apuestas) Antonio Ortiz Salinas, hijo de Antonio Ortiz Mena. En una de esas, ya hasta nos hubiéramos  declarado en moratoria con nuestros acreedores foráneos, como lo han intentado en Argentina y lo han esbozado en Brasil, por darles dos latitudes.  No que esto fuera el caos. Pero se le parecería muchísimo. Ya nos habríamos peleado, literalmente, con nuestros vecinos del norte y en una de esas, acorde con los futurólogos que nunca faltan, se nos habrían presentado dos
alternativas: enfrentar a los invasores con lujo de resorteras y la venganza de Moctezuma puesta al día -una especie de SARS moderno-, o bien alguien habría resentido un atentado. Un magnicidio.


Ya ni hablemos de otros aspirantes a la Presidencia. Sólo acotaremos que en el caso de Gilberto Rincón Gallardo tendría a Vicente Fox en su gabinetazo. Le debía una. Lo que si sería cabalmente cierto es que de ninguna manera pondría al guanajuatense en Gobernación, Chancillería, Agricultura, Economía y mucho menos Hacienda. Faltaba más.


El órgano de atención, tanto a discapacitados, como a personajes desdeñados por sus tendencias o géneros, a los afectados por el racismo, pues, sería elevado a la categoría de secretaría de Estado. La economía andaría a la deriva, pero en esta ocasión le echaríamos la culpa a Europa. O a las naciones del sur en una de esas.


En todos los casos, conviene señalar, no importando el color ideológico o el presunto estilo personal de gobernar -y esto no le quepa la menor duda teórica y realmente estaríamos peor que el promedio de todo el zedillismo.


Gracias a George Walker Bush, con o sin Torres Gemelas y Osama, la crisis del dólar y el disparado déficit en la Unión Americana, ya habría convulsionado a todas las finanzas mundiales, tal y como sucede en estos días. El Viejo Continente estaría unido, aunque dividido en términos políticos por sus regímenes corruptos y de corta visión.  


La guerra declarada aunque jamás aceptada entre el Norte y el Sur a favor o el rechazo de la globalización se agudizaría descarnada y sin cortapisas. Lo único que variaría, tal vez, sería la forma en que se le encararía... o se le reprimiría.


En este México se aceptaría que somos 54 millones de pobres, aunque eso sí, muchos de esos miserables ya no estarían en esa calidad, según datos de la Cepal. Habrían muerto.


¿Qué quiere decir todo lo anterior? ¿Que estamos mejor con Fox Quesada? ¿Habría gobernabilidad, que ahora resulta que muchos extrañan con denuedo? ¿Plenos de felicidad porque acorde con el criterio foxiano se está mejor así en plena ignorancia y sin leer? Bueno, ¿Y nosotros por qué?


EN CORTO.- La iniciativa privada a través de su dirigencia se muestra "indignada" por el vandalismo ocurrido el 2 de octubre pasado... Pero como en este y otros temas, nadie le hará caso... Mucho menos López Obrador, Marcelo Ebrard ni Bernardo Bátiz... ¿Cuál es el clima real de los negocios en la
capital?.. ¿Y en México?... En el caso de la Concanaco, por ejemplo, Raúl Alejandro Padilla, mejor conocido en el mundillo empresarial y en los medios como "Topo Gigio" por razones obvias, se ha rodeado -nos cuentan- de severos ignorantes en su gabinetazo... De por si no da mucha luz en sus profundos señalamientos, cuando llega a esbozarlos, pero no ha dado ya ni siquiera retórica frente a los severos problemas del sector... Inseguridad galopante en cualquier latitud... La informalidad creciendo como la espuma ante la complacencia oficial, recuérdese aquello de "autoemplearse"... La caída del consumo doméstico y la iniciada firme, pero real, baja de las ventas al menudeo, con la obligada ascensión del desempleo... Reflejo, a la vez, de la baja en las correspondientes al mayoreo... Ni se diga el caso de la cuestión fiscal en donde las dificultades están a la orden del día... Ya la mayoría de los dirigentes de las canacos locales, fecanacos y canacopes añoran al tijuanense Arturo González... Regresa Arturo, todo perdonado, claman... Incluso, se corre el chiste dentro de lo que queda de la Concanaco, en radio pasillo pues, que ya nada más falta que por aquello del paisanaje, Padilla  se lance a defender a Juan Sandoval... ¿Cómo enderezar la imagen y realidad de una institución otrora fuerte y sobre todo, con liderazgo?... En un caso similar, pero ciertamente inferior a lo que ocurre en el organismo de los comerciantes, está el de los industriales... El disparo de las importaciones ilegales y desleales provenientes de China sigue acotando cada día con mayor fuerza, el espacio del aparato productivo presuntamente nacional... ¿Cuántos miles de trabajadores diariamente siguen engrosando las estadísticas del desempleo, mientras que el dirigente de la Concamin, León Halkin, se sigue quejando, pero nada más?.... ¿Todo se lo deben atribuir para variar a Vicente Fox?... ¿Y qué hacen las llamadas instituciones intermedias?... Nomás milando... Tal vez están esperando que alguno de los grandes magnates, particularmente los regios, lancen su cuarto de espadas... ¿No le llama la atención que ayer, cuando Felipe Calderón y Alfredo Elías Ayub, al frente Energía y la CFE, anunciaban la colocación de certificados bursátiles por 6 mil mdp, le informaban al titular de la Bolsa, Guillermo Prieto, que habría que suspender las operaciones por 100 minutos debido a "problemas técnicos de telecomunicaciones"?... Otro Guillermo, pero ahora Ortiz, desestimó en nombre del Banco de México problemas por la depreciación del peso registrada en las últimas jornadas... Eso pasa en cualquiera familia... Y en cualquier país, consignó el banquero central... Mal de muchos, pues... Esta columna ya no quiere conjugar el verbo "pudo haber sido y no fue""... Su correo electrónico es jacs95@hotmail.com... En este foro nos vemos mañana, pero en LINEA PRIVADA.