FOX BUSCA BAJAR DÉFICIT FISCAL DE MÉXICO A 0,3 PCT EN 2004   

 

MEXICO DF.- El gobierno de México buscará que el déficit fiscal de la segunda mayor economía de América Latina baje a 0,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2004, anticipó el miércoles el presidente mexicano, Vicente Fox.

 

México planteó en el presupuesto de 2003 un déficit fiscal de 0,5 por ciento, y según varios analistas el país cumplirá fácilmente con ese objetivo apoyado en finanzas públicas fortalecidas en gran medida por los altos precios del petróleo.

 

Al participar en un seminario sobre crecimiento económico y globalización, Fox dijo que la disciplina fiscal y monetaria que ha seguido el país "nos ha llevado a la reducción del déficit fiscal del 0,65 del PIB a 0,30 del PIB para el próximo año como propuesta".

 

El mandatario no ofreció más detalles sobre la meta de déficit fiscal para el próximo año, que usualmente propone el Ejecutivo al Congreso en el proyecto de presupuesto que envía a fines de cada año al Poder Legislativo, pero analistas la consideraron alcanzable.

 

"Dos décimas (menos) no se me hace que sea un problema serio (por cumplir) si la economía como esperamos ve un mejor crecimiento y una mayor recaudación", dijo Fernando González, director de estudios macroeconómicos del Grupo Financiero BBVA-Bancomer.

 

La economía mexicana ha crecido lentamente desde que salió de una recesión en el tercer trimestre del año pasado, debido a que está fuertemente ligada al aletargado ritmo de Estados Unidos, su principal socio comercial.

 

En 2002, la economía mexicana creció 0,9 por ciento y la semana pasada el gobierno recortó su proyección para la expansión del PIB en 2003 a 1,5 por ciento desde 3 por ciento.

 

FINANZAS SOLIDAS

 

En los primeros ocho meses del año, México acumuló un superávit fiscal de unos 4.000 millones de dólares, superior al saldo positivo cercano a los 350 millones de dólares del mismo período del año pasado, apoyado en gran medida por precios del crudo más altos de los previstos.

 

"Creo que para este año no hay ningún problema (...) hasta pudiera salir mejor" el déficit, agregó González.

 

En el presupuesto de 2003, México, el octavo mayor productor mundial de petróleo y uno de los tres principales abastecedores de crudo a Estados Unidos, planteó un precio de la mezcla mexicana de 18,35 dólares por barril.

 

La semana pasada, el secretario de Hacienda, Francisco Gil, dijo que el precio promedio de la mezcla mexicana este año se ubicaría alrededor de los 23,70 dólares por barril.

 

Una tercera parte de los ingresos del gobierno de México provienen de la venta de petróleo.

 

México registró en el 2002 un déficit fiscal de 1,25 por ciento del PIB debido a una inesperada liquidación de un quebrantado banco gubernamental que llevó a incumplir la meta de un déficit de 0,65 por ciento del PIB. Sin esa operación, el déficit habría sido de 0,6 por ciento del producto.