S&P APOYA BAJA DEL IVA EN MÉXICO, OPOSITORES LA RECHAZAN   

 

MEXICO DF (Reuters) - Una propuesta de reforma fiscal planteada por el presidente Vicente Fox, que busca reducir el IVA a un 10 por ciento y generalizar su aplicación en México, fue aplaudida el jueves por la calificadora Standard & Poor's, pero desestimada por legisladores de oposición.

 

Fox reveló el miércoles en la noche, ante empresarios en Cancún, un plan de reforma fiscal en discusión entre distintos sectores políticos que incluye una propuesta para disminuir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de un 15 a un 10 por ciento.

 

El mandatario dijo que la iniciativa también plantea reducir el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y fijarlo en un máximo de 30 por ciento. Las personas con ingresos bajos quedarían exentas del impuesto.

 

"O avanzamos en la reforma fiscal o renunciamos a mejores niveles de crecimiento y empleo", dijo Fox a los empresarios en el balneario caribeño, según un comunicado de la Presidencia.

 

México, la segunda economía latinoamericana y que cuenta con el grado de inversión de S&P, busca una reforma fiscal que le permita reducir la dependencia de sus ingresos petroleros -que representan una tercera parte de los ingresos fiscales- y elevar sus entradas tributarias.

 

Desde que asumió en el 2000, Fox ha buscado una reforma fiscal, pero no ha tenido éxito en el Congreso, donde la oposición es mayoría.

 

El proyecto de la reforma buscaría darle al gobierno casi unos 9.000 millones de dólares adicionales en recaudación, lo que se lograría sólo con bajar la tasa del IVA a 10 por ciento y generalizarlo a alimentos y medicinas, actualmente con tasa cero, dijo Víctor Herrera, director general de S&P en México.

 

"Si es generalizado, cubrirías los huecos fiscales", dijo Herrera en una entrevista con Reuters.

 

"Esta sería una de las alternativas (que lograrían mejores resultados) porque bajas el IVA a 10 por ciento, entonces los precios no tienden a subir, sino a bajar, porque el componente de impuesto baja, pero siempre y cuando se pueda cubrir eliminando las exenciones que se tienen", agregó.

 

LEGISLADORES PREFIEREN ATACAR EVASION

 

La recaudación fiscal en México representa cerca del 11,2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), a diferencia de Canadá y Estados Unidos, sus socios comerciales del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en donde representa el 20,2 y el 19 por ciento, respectivamente.

 

Dos senadores de oposición claves en la mesa de negociación para una reforma fiscal -en la que participan funcionarios gubernamentales, legisladores y empresarios- dijeron que antes de bajar impuestos, lo mejor es combatir la evasión fiscal.

 

Ya en el 2001, los legisladores de los opositores Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido de la Revolución Democrática (PRD) desmantelaron una reforma fiscal propuesta por el gobierno, rechazando una iniciativa para extender el IVA a alimentos y medicinas.

 

"El gobierno se vuelve a equivocar (...) quiere centrar la reforma fiscal en el aumento (extensión) del IVA y por ahí no va", dijo Demetrio Sodi, senador del PRD.

 

A finales de agosto, el efímero portavoz de la Secretaría de Hacienda, Luis Pazos, dijo que el gobierno vería con buenos ojos si el Congreso aprueba la rebaja del IVA a 10 por ciento y lo extendie a los alimentos y las medicinas, lo que generó una ola de críticas.

 

"Yo no coincido en meternos en discutir el tema del IVA en tanto no hayamos abordado y concluido los temas de eficiencia y evasión fiscal", agregó el senador Alejandro Gutiérrez, del PRI.

 

Según los legisladores, si se logra combatir a la evasión fiscal en un 10 por ciento le generaría al gobierno 6.000 millones de dólares adicionales al año, mientras que la baja del IVA sólo sumarían unos 2.300 millones de dólares.