Arafat pospone voto de Gabinete de crisis debido a disensiones

Ramala, 9 oct.- El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yaser Arafat, ha pospuesto el voto de confianza del Gabinete de Crisis debido a las fuertes disensiones entre los diputados sobre su validez.

Arafat convocó hoy a las 12.00 hora local (10.00 GMT) una reunión del Consejo Legislativo Palestino (CLP) para obtener el respaldo de los diputados al nuevo Ejecutivo que nombró por medio de un decreto presidencial el pasado domingo.

Varios diputados consideran que un Gobierno de Crisis no necesita el respaldo parlamentario, mientras que otros lo rechazan y abogan por un Ejecutivo regular en el que pudieran ocupar alguna de sus carteras.

Asimismo, se trata de la primera vez que se forma un Gobierno de Crisis de acuerdo con el artículo 10 de la Ley Básica de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y existe un desconcierto general sobre cuales son sus facultades y atribuciones.

Por tanto, se prevé que el Parlamento se volverá a reunir el próximo sábado o domingo y adoptará una decisión sobre la conveniencia de crear un Gobierno de Crisis, con nueve ministros, o un Ejecutivo regular, con alrededor de veinte titulares.

El domingo pasado, tras el ataque suicida en la ciudad israelí de Haifa el día anterior en el que murieron 19 personas, Arafat decretó el estado de emergencia en los territorios palestinos y la creación de un Gobierno de Crisis formado por nueve ministros y encabezado por Abú Alá.

Arafat convocó la reunión del Parlamento palestino en la Múkata, cuartel general de Arafat en Ramala, lo que según el diputado de al-Fatah, Hatem Abdel Kader, se trata de un medida "irregular", además porque el propio presidente planeaba estar presente en la votación.

Todos los miembros del nuevo Gobierno son de al-Fatah y ese movimiento goza de una amplia mayoría en el Consejo Legislativo Palestino (CLP), con 66 de 88 diputados que originalmente lo formaron tras las elecciones de 1996.

No obstante, numerosos miembros de al-Fatah reconocen que esa organización se encuentra inmersa en serias y crecientes divergencias por lo que resulta cada vez más difícil lograr el consenso.

Abú Alá fue designado primer ministro por Arafat tras la dimisión de Mahmud Abas (Abu Mazen) el pasado 6 de septiembre, y desde entonces no ha conseguido formar Gobierno.

El fracaso de Abú Alá se debe a que el resto de las facciones palestinas se negaron a brindarle su apoyo y las ambiciones de los diputados por convertirse en ministros, que llevaron al primer ministro a considerar un Gabinete con hasta 24 titulares.

De hecho, tampoco Arafat ha conseguido cristalizar su Gobierno de Crisis.

El pasado martes, Naser Yusef, nombrado ministro de Interior, se negó a prestar juramento ante Arafat junto con el resto del Gobierno de Crisis y Yauad Tibi tampoco asistió a la ceremonia, supuestamente por que las autoridades israelíes prohibieron que saliera de la franja de Gaza.

Yusef, que como ministro de Interior será responsable de tratar con las facciones armadas palestinas, una labor clave para el nuevo Gobierno, ha afirmado que no podrá desempeñar esa función sin el voto del CLP lo que forzó a Arafat a convocar la reunión de hoy.

Abdel Kader expresó su preocupación por el estado de salud de Arafat, que parece cada vez más enfermo, y en particular por el vacío de poder que su "desaparición" podría provocar debido a la falta de dirigentes y caos actual en la sociedad palestina, en particular dentro de Al-Fatah.

El diputado dijo que en estos momentos "Al-Fatah es un conjunto de personalidades y no existe como una institución" que se rige por una serie de principios, por eso "tenemos que reactivar los mecanismo y celebrar elecciones".

"Pero gran parte de la responsabilidad por el desorden es de la ocupación israelí, que nos obliga a preocuparnos tan sólo por nuestra supervivencia y no nos permite desarrollar nuestra sociedad", señaló. EFE

jvp-cps/jal

MUN EXG ICX
POL:POLITICA,CONFLICTO