Unión monetaria es posible pero poco probable, afirma BM

Cholula, 10 oct.- La unión monetaria en América es posible, pero poco probable y los mejores candidatos para una eventual dolarización son los países centroamericanos, reveló un informe presentado por el Banco Mundial (BM).

En su estudio "Lecciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para los países de América Latina y El Caribe", el BM planteó que para combatir la inestabilidad y la volatilidad en la región deben adoptarse medidas de coordinación política tanto monetarias como fiscales.

En ese contexto, el organismo financiero señaló la opción de una "unificación monetaria con EEUU a través de una unión monetaria o vía dolarización unilateral" con el objeto de "ayudar a reforzar la estabilidad macroeconómica y profundizar la integración".

Sin embargo, a renglón seguido consideró que para la mayoría de los países no sería conveniente, dado que su grado de integración con EEUU es generalmente bajo y el costo derivado de la pérdida de autonomía en las políticas que resultaría de una unificación monetaria, "probablemente contrarrestaría con creces cualquier beneficio potencial de una mayor credibilidad".

"Más aún, las perspectivas de una unión monetaria formal con EEUU parecen remotas. En consecuencia, la única forma viable de unificación monetaria sería la dolarización unilateral", concluyó.

No obstante, afirmó que "Centroamérica podría ser la excepción", ya que la mayoría de los países de la región son sumamente abiertos e integrados a EEUU.

De hecho, El Salvador ya dolarizó y así lo hizo también Ecuador en Sudamérica, mientras que Argentina mantuvo la paridad peso-dólar durante una década hasta que la derrumbó la crisis.

El informe sugiere que "la mayoría de las economías sudamericanas quizás encuentren ventajosa una política monetaria independiente".

"Varias de ellas han avanzado en la aplicación de regímenes cambiarios flexibles guiados por metas de inflación y, para ellas, el reto es establecer un historial de estabilidad monetaria y baja inflación a fin de fortalecer la credibilidad del régimen guiado por dichas metas", indica el documento.

El consultor de la oficina del Economista Jefe para América Latina y El Caribe del BM y coautor del informe Daniel Lederman comentó a EFE que "el nivel de sincronización de ciclos económicos en Latinoamérica con las economías del norte todavía no llega a los niveles de sincronía de ciclos que existe entre Canadá y EEUU".

"Canadá no usa el dólar y se las ha manejado bastante bien con su propia política monetaria e instituciones fiscales", aseguró.

Lederman explicó que la coordinación de políticas macroeconómicas a largo plazo "no quiere decir que automáticamente debemos de ir a un régimen monetario para todas las economías, que tienen sus propias idiosincrasias", dijo.

Además, recordó que cuando un país se dolariza siempre hay controversia y que antes de tomar esta decisión se deben analizar muy bien detalles específicos de su estructura productiva y financiera.

Sin embargo, consideró que Centroamérica está "mejor preparada" que otras regiones del continente "por razones geográficas, porque tiene mayor comercio, su economía productiva está más integrada con la estadounidense y por razones geográficas".

De hecho EEUU y este bloque negocian la suscripción de un tratado de libre comercio.

Sin embargo, el economista del departamento de investigaciones del Banco Central de Costa Rica Alvaro Solera dijo a EFE que, "a pesar de estas características", ve "muy difícil que se pueda llegar a un tipo de unión monetaria con EEUU".

"En el caso de Costa Rica se ha analizado el tema, pero desde mi punto de vista no es una opción viable", afirmó.

Apuntó que si lograra corregir el déficit público se superarían muchos de los problemas estructurales que afectan al país sin necesidad de recurrir a una divisa fuerte como unidad monetaria.

Por su parte, el miembro del departamento de estudios del Banco Central de México Alfredo Cuevas, dijo a EFE que, si Canadá tiene su propia moneda, México no tiene por qué perder la suya.

"México tiene una política monetaria propia que se maneja responsablemente a la luz de las perturbaciones que afectan su economía y no veo que haya ninguna razón para cambiar eso", manifestó. EFE

mm/jdl

ICX MUN
POL:POLITICA,ELECCIONES SOC:SOCIEDAD-SALUD,SOLIDARIDAD-DERECHOS POL:POLITICA,CONFLICTO