Ejército y rebeldes informan de ataques con decenas de muertos

Moscú, 11 oct.- El Ejército ruso y la guerrilla separatista dieron cuenta hoy por separado de varios incidentes armados en los que al menos 30 personas habrían muerto y decenas resultaron heridas en ambos bandos durante las últimas 24 horas.

El mando militar informó de que sus tropas aniquilaron anoche en Itum-Kalé, sur de Chechenia, a un comando de entre 10 y 14 rebeldes supuestamente responsable de asesinar la víspera al líder de un consejo de ancianos local, por colaborar con las autoridades rusas.

El parte reconoció ocho heridos en las filas rusas en este choque armado y al menos siete más en otros tres incidentes, dos de ellos atentados guerrilleros con bombas contra vehículos castrenses en la capital chechena, Grozni, según Interfax.

La agencia separatista "Chechenpress" afirmó a su vez que 17 soldados rusos murieron y otros 25 fueron heridos cuando un comando chechén destruyó el viernes una caravana del Ejército integrada por dos blindados y tres camiones en Shalí, en el sureste de la región.

Según el mando guerrillero, tres soldados murieron y otro fue herido al tirotear los rebeldes un puesto militar ruso en la carretera Petropavlovski, a las afueras de Grozni, aunque fuentes chechenas pro-rusas sólo reconocieron dos muertos en ese ataque.

Otros partes de ambos bandos dieron cuenta de otros incidentes menores con contados heridos o sin víctimas en las localidades de Asinovskaya y Ulus-Kert y los distritos de Argún, Naurski, Shatóy y Achjoy-Martán.

El ministerio del Interior añadió que en las últimas 24 horas sus unidades y la policía chechena pro-rusa desmantelaron cinco laboratorios clandestinos destinados para refinar petróleo y se incautaron de unas 30 toneladas de gasolina.

Además, los federales descubrieron y destruyeron siete arsenales secretos en los que la guerrilla ocultaba lanzagranadas, explosivos, minas y otras municiones.

La difusión de estos partes bélicos coincidió con la publicación por el gubernamental "Rossíyaskaya Gazeta" de una entrevista en la que el viceministro del Interior, Yuri Maltsev, defendió la tesis del Kremlin de que en Chechenia ya no hay guerra y se impone la paz.

En Chechenia "prácticamente ya no se dan combates de envergadura, y ya no quedan grandes grupos de bandidos (como llama la propagada rusa a los separatistas) que puedan influir sustancialmente en la situación", afirmó el funcionario.

También aseguró que "en territorio de Chechenia hace tiempo que ya no quedan campamentos de preparación subversiva" donde pasen entrenamiento combatientes guerrilleros o terroristas suicidas, llamadas por la prensa "viudas negras".

Pero se contradijo a sí mismo cuando en la misma entrevista reveló que en vísperas de los comicios presidenciales celebradas por el Kremlin en Chechenia el pasado domingo las fuerzas de seguridad "frustraron 13 atentados terroristas de consideración".

Estas elecciones, consideradas por el Kremlin claves para su plan de pacificación de Chechenia, pero criticadas dentro y fuera del país por celebrarse en medio de una guerra, dieron la victoria al dirigente pro-ruso de la región rebelde, Ajmad Kadírov. EFE

si/va

MUN EXG ICX
POL:POLITICA,CONFLICTO