Bush sigue ofensiva para contrarrestar críticas a política Irak

Washington, 12 oct.- El presidente de EEUU, George W. Bush, mantiene la ofensiva para contrarrestar las críticas a su política en Irak en una semana decisiva para sus planes de reconstrucción del país, donde las fuerzas de EEUU sufrieron hoy un nuevo atentado.

No hubo reacción inmediata de la Casa Blanca al ataque con coche bomba cometido frente a un hotel de Bagdad en el que se alojan militares de EEUU y miembros del Consejo de Gobierno iraquí, y que costó la vida a al menos 10 personas, según diversas fuentes.

Pero este nuevo episodio de violencia en la capital iraquí, que demuestra que la situación está aún muy lejos de normalizarse en Irak tras seis meses de invasión, ofrece nuevos argumentos a quienes critican a la administración por la gestión de la posguerra.

Para rebatirlos, la campaña de "relaciones públicas" de la Casa Blanca para ofrecer la cara positiva de la operación militar en Irak continuará mañana, lunes, con varias entrevistas al presidente Bush que serán emitidas por cadenas de televisión regionales.

El objetivo es llevar a los ciudadanos un mensaje que no cala en los principales medios de prensa nacionales y que el propio Bush resumió el pasado jueves en sendos discursos en New Hampshire, donde afirmó que la situación en Irak "es mucho mejor" de lo que se dice.

Según el presidente, "la vida es mucho mejor de lo que se puede pensar. No hay más que preguntar a las personas que han estado allí, que se quedan asombradas cuando regresan. Las historias que ellos cuentan son muy distintas de las percepciones que se transmiten".

La Casa Blanca considera que las grandes cadenas de televisión y los periódicos más influyentes sólo ofrecen los aspectos negativos de la situación en Irak y no reflejan las mejoras del día a día.

Para la administración, esta sería la causa, junto a la vacilante recuperación de la economía, que ha derivado en un significativo descenso de popularidad del presidente en el último mes.

Según los sondeos de opinión mas recientes, menos de la mitad de los ciudadanos aprueba la gestión presidencial, porcentaje que no se registraba desde antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y que hace aparecer a Bush como vulnerable por primera vez.

Esas encuestas reflejan incluso que el presidente podría ser batido en unas hipotéticas elecciones celebradas ahora por al menos dos aspirantes demócratas a la presidencia: el general retirado Wesley Clark y el ex gobernador del estado de Vermont, Howard Dean.

Sin duda, el goteo de muertos entre las tropas estadounidenses, el alto coste económico de la posguerra y la incapacidad de encontrar las armas de destrucción masiva están poniendo a la Casa Blanca contra la pared, a poco más de un año de las elecciones.

La oposición demócrata quiere aprovechar esta aparente línea descendente de la figura del presidente Bush y ha pasado de manera decidida a la ofensiva, como quedó demostrado el pasado viernes en el debate televisado que mantuvieron los 9 aspirantes demócratas a derrotarle en los comicios de noviembre de 2004.

Todos ellos coincidieron en acusarle de ineficacia y despilfarro en la administración de la posguerra y la reconstrucción, y se conjuraron para no darle de nuevo carta blanca, como hicieron ahora hace un año en el Congreso para que pudiera invadir Irak.

Los demócratas quieren dificultar la aprobación de una partida presupuestaria adicional de 87.000 millones de dólares para el esfuerzo de guerra y reconstrucción en Irak y Afganistan, que previsiblemente se votará -y salvo sorpresa, se aprobará- esta semana en el Legislativo, dominado por los republicanos.

La oposición y algunos republicanos son reticentes a aprobar más dinero, sobre todo cuando la Casa Blanca no ha sido capaz de lograr un mayor respaldo financiero internacional para reconstruir Irak.

A dos semanas de que se celebre la Conferencia Internacional de Donantes para Irak en Madrid, Washington no ha conseguido claros compromisos al respecto y muchos países siguen reticentes a hacer desembolsos sin un acuerdo previo en la ONU sobre el futuro de Irak. EFE

fpb/emr

MWM CFL ICX INF MUN
POL:POLITICA,CONFLICTO