Miles manifestantes por paz y por regreso tropas italianas Irak

Roma, 12 oct.- Cerca de 300.000 personas, según los organizadores, participaron hoy en una "marcha por la paz" entre las ciudades de Perugia y Asís, en la región central de Umbria, con la intención de promover el valor de la paz en Europa y exigir el regreso de las tropas italianas de Irak.

La marcha, de 25 kilómetros, estuvo encabezada por un grupo multiétnico en representación de los países que integran la ONU, y en ella participaron representantes de los principales sindicatos italianos y de la oposición de centroizquierda.

Entre los manifestantes se encontraban Piero Fassino, secretario general de Demócratas de Izquierda, y Guglielmo Epifani, responsable del CGIL, la principal central sindical italiana.

La tradicional caminata hasta la patria de San Francisco de Asís, que tiene carácter anual, estuvo este año dedicada al lema "Europa por la paz" y en ella ondearon miles de banderas con los colores del arco iris (que en Italia representan los colores de la paz).

La policía por su parte rebajó la cifra de asistentes a unos 100.000, al tiempo que señaló que no se registraron incidentes.

El líder de los Verdes italianos, Pecoraro Scanio, señaló que la manifestación de hoy tuvo el objetivo de incluir un rechazo explícito a la guerra en la futura Constitución europea y exigir al Gobierno italiano la retirada inmediata del contingente desplegado en Irak.

El líder de Refundación comunista, anunció la intención de promover una petición parlamentaria para que regresen las tropas italianas en Irak, compuestas por 3.000 soldados.

El mismo rechazo a la intervención militar en el país árabe fue expresado por Vittorio Agnoletto, líder del movimiento antiglobalización italiano.

Numerosas entidades cívicas, organizaciones no gubernamentales y municipios se unieron también a la iniciativa, que contó hoy con un mensaje de apoyo del presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi, y del papa Juan Pablo II, que fue leído por el obispo de Asís, monseñor Sergio Goretti,

En la misiva del Pontífice se aseguraba que "Europa y la paz se necesitan la una a la otra" y que el continente debe recordar su tradición espiritual y "compartir con generosidad con toda la humanidad".

"A pesar de todas las dificultades no hay que perder nunca la fe. Es labor de todos trabajar por la paz y ser artífices de paz" en un mundo en el que, por desgracia," las guerras continúan envenenado la vida de los pueblos", subrayó el mensaje papal.

Uno de los organizadores de la marcha, Flavio Lotti, coordinador de la Asamblea por la Paz, expresó hoy su satisfacción por la alta participación y la comparó con la que congregó a 200.000 personas en octubre de 2001 y que fue convocada tras el atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York. EFE

iam/mlg

ICX MUN EXG
POL:POLITICA,CONFLICTO