La OTAN lanzará mañana el embrión de su fuerza de combate

Bruselas, 14 oct.- La OTAN pondrá en marcha mañana, miércoles, las primeras unidades de su nueva fuerza de reacción rápida (NRF, Nato Response Force) destinada a llevar a cabo operaciones militares muy variadas y prolongadas lejos de Europa.

Casi un año antes de lo previsto, la Alianza Atlántica inaugurará en Brunssum (Holanda), sede del Cuartel General de las Fuerzas aliadas del Norte de Europea (AFNORTH), la brigada inicial de la NRF, compuesta por unos 6.000 militares.

El AFNORTH asumirá la dirección de esas fuerzas, dada su calidad del cuartel general de las fuerzas desplegables.

En octubre de 2006, cuando la NRF deberá ser plenamente operativa, esta fuerza contará con 20.000 militares de elite capaces de desplegarse en cualquier lugar del mundo para afrontar todo tipo de crisis o amenaza asimétrica como el terrorismo o la proliferación de armas de destrucción masiva.

La NRF dotará a la Alianza de "una capacidad de acción rápida y acelerará la puesta en marcha de capacidades punta", según la OTAN.

La capacidad inicial será inaugurada solemnemente en un ceremonia militar por el comandante supremo de las fuerzas aliadas en Europa (Saceur), el general estadounidense James L. Jones.

Según los compromisos asumidos por los países aliados, las fuerzas de las dos primeras rotaciones de la NRF incluirán los períodos del 15 de octubre de 2003 hasta el 30 de junio de 2004.

Francia es uno de los países que más efectivos aportará a la primera rotación de la NRF, con un batallón, según fuentes aliadas.

España asumirá desde mañana el mando naval de la Fuerza de Respuesta de la OTAN - El Castilla- y el próximo verano el cuartel general de alta disponibilidad de Bétera (Valencia) actuará de mando componente terrestre de la NRF.

La OTAN pondrá en pie los primeros elementos de esta fuerza de elite sin precedentes pocos días después de que los ministros de Defensa de los países de la Alianza pusieran a prueba, en una reunión en Colorado Springs (EEUU), su capacidad de respuesta con un ejercicio en el que debieron afrontar una crisis ficticia.

Ese escenario imaginario de crisis se desarrolló en 2007, cuando la NRF tendrá ya un año de vida y plena capacidad para desplegarse en 30 días.

Esta fuerza modular, con componentes terrestre, aéreo y naval, deberá permitir a la Alianza reaccionar rápidamente a cualquier amenaza, especialmente la que planteen los terroristas, en cualquier teatro de operaciones.

Nace con un triple objetivo: responder a cualquier crisis con rapidez y eficacia, ser capaz con su mera presencia de evitar que una crisis empeore, y en caso de grave conflicto armado resistir el tiempo necesario hasta la llegada de la gran alianza.

Algunos aliados atribuyen además a la NRF un cuarto objetivo, el de servir de gran catalizador para la mejora de las capacidades militares, especialmente las de los europeos, ya que la fuerza se basará en unidades existentes pero mucho mejor entrenadas y equipadas.

Según el general Jones, más importante que el tamaño, serán las características "expedicionarias" de la NRF y su capacidad para "proyectar potencia de combate a distancia en poco tiempo" (entre 15 y 30 días como máximo).

Una de las principales novedades de la NRF será su naturaleza de fuerza integrada tierra-mar-aire, bajo un mando único, así como su capacidad logística para mantenerse a sí misma durante un cierto tiempo. EFE

mcr/mlg

ICX MUN EXG
POL:POLITICA,DEFENSA