ATAQUE SUICIDA CONTRA EMBAJADA TURCA EN BAGDAD  

 

BAGDAD (Reuters) - Un coche bomba explotó el martes cerca de la embajada turca en Bagdad en un aparente atentado suicida, apenas dos días después de que Turquía aceptara enviar tropas para apoyar la ocupación de Irak que encabeza Estados Unidos.

 

La explosión tuvo lugar mientras los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas consideraban un nuevo borrador de resolución estadounidense destinada a lograr un mayor apoyo internacional para la reconstrucción de Irak.

 

Un alto funcionario ruso declaró a la agencia Interfax que Moscú quería "enmiendas muy importantes" en el nuevo borrador, al que dijo le faltaba claridad en el proceso de restaurar la soberanía iraquí y el papel a desempeñar por las Naciones Unidas.

 

Un comunicado del Kremlin describió la situación en Irak como "explosiva" y dijo que una nueva resolución debe otorgar a las Naciones Unidas un mayor papel en el país.

 

En Bagdad, un portavoz estadounidense, coronel Peter Mansoor, dijo que un auto cargado con explosivos fue lanzado contra la entrada de una fuertemente fortificada embajada turca en la capital iraquí. Al estallar, mató a su conductor e hirió a varias personas que se encontraban en las proximidades.

 

Las fuerzas estadounidenses cerraron el área de la embajada con barricadas de alambre mientras al lugar acudían ambulancias y un coche de bomberos.

 

Los hospitales cercanos dijeron que habían tratado a una decena de heridos, uno de ellos grave con heridas en la cabeza.

 

Una enardecida multitud se concentró en las cercanías gritando: "Con sangre, con el alma, nos sacrificamos por tí Saddam (Hussein)". Los policías iraquíes chocaron con los manifestantes y dispararon al aire para dispersarlos.

 

El parlamento turco acordó la semana pasada enviar tropas para unirse a los estadounidenses y otras fuerzas extranjeras que tratan de estabilizar a Irak tras la invasión que derrocó a Hussein en abril.

 

Pero, muchos miembros del Consejo de Gobierno iraquí patrocinado por Estados Unidos se oponen al despliegue de tropas turcas y un ayudante del líder kurdo Masoud Barzani dijo que replantearía su posición en el consejo si se aceptaba la entrada de soldados turcos.

 

Mientras, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU comenzaron a revisar el martes una nueva resolución sobre Irak presentada por Estados Unidos, que busca un mayor apoyo internacional para estabilizar y reconstruir el país.

 

El borrador de la nueva resolución, el tercer esfuerzo de Estados Unidos para ganar el apoyo de la ONU desde agosto, busca superar las objeciones a las versiones anteriores y dice que Washington instará al Consejo de Gobierno de Irak --designado por Estados Unidos-- a establecer antes del 15 de diciembre un plazo para llamar a elecciones, con lo que más adelante se podría buscar una fórmula para transferir el poder a los iraquíes.

 

Sin embargo, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, dijo el martes que el nuevo proyecto de resolución no representaba un "cambio mayor" respecto a versiones previas, aunque reconoció que tomaba en cuenta algunas de sus críticas.

 

Annan, cuyas objeciones han tenido influencia entre los miembros del Consejo de Seguridad, dijo, no obstante, que hará lo que el consejo quiera que se haga, en la medida en que lo permitan las condiciones de seguridad.

 

"Obviamente, la actual resolución no representa un cambio mayor en el pensamiento de la coalición", dijo Annan a la prensa.

 

"Sin embargo, estoy complacido porque han tomado en cuenta algunas de mis preocupaciones y por supuesto voy a implementar cualquier resolución que el consejo apruebe, teniendo presentes las restricciones de las que todos somos conscientes", añadió.

 

NO HAY FECHA LIMITE

 

Una copia de la nueva resolución sobre Irak presentada por Estados Unidos, que obtuvo Reuters, no marca una fecha para terminar la ocupación o para crear un gobierno iraquí provisional en meses, tal como lo han pedido Francia, Alemania, Rusia, China y el secretario general de la ONU.

 

Propone, sin embargo, que la ONU reconozca al Consejo de Gobierno de Irak, de 25 miembros, como "una administración iraquí interina que represente la soberanía de Irak".

 

Mowaffaq al-Rubaie, un chiíta miembro del Consejo, dijo que la fecha del 15 de diciembre es viable para preparar un cronograma sobre la redacción de una Constitución y el posterior llamado a elecciones.