Gobierno propone al PRI diseñar reforma eléctrica "a la medida"

México, 14 oct.- El Gobierno de México le presentó ayer oficialmente al opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) su propuesta de reforma eléctrica y le pidió su colaboración para "diseñar un traje a la medida" de las necesidades del país.

El ministro de Energía, Felipe Calderón, y el titular de la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE), Alfredo Elías Ayub, se reunieron en privado durante más de cuatro horas con los líderes del PRI para presentarles su propuesta.

"El Gobierno invitó a la dirigencia del PRI a que se examine esta posibilidad, la cual deberá recoger lo que ya se ha debatido en estos últimos años e incluir las experiencias buenas y malas que se han dado en el ámbito internacional y, de esta forma, darnos nuestro propio modelo de organización", declaró Calderón tras la reunión.

El objetivo del Gobierno, añadió, es dialogar con todos los sectores políticos para "diseñar un traje a la medida de México" en materia energética.

Calderón comentó que el PRI, la principal fuerza política del país, se mostró receptivo y dispuesto a avanzar en la reforma eléctrica, aunque admitió que aún no hay consenso respecto a la modificación de la Constitución.

El Gobierno del presidente Vicente Fox propone cambios al artículo 27 constitucional para abrir el sector eléctrico a la iniciativa privada con el fin de obtener las inversiones necesarias para satisfacer la demanda en los próximos años.

El Ejecutivo asegura que su propuesta no implica que el Estado pierda la soberanía del sector, aunque el año pasado una propuesta similar se quedó bloqueada en el Congreso porque la oposición argumentaba que era un primer paso para la privatización energética.

Los priistas que asistieron a la reunión con Calderón y Elías Ayub hicieron valoraciones distintas sobre el encuentro.

El presidente del PRI, Roberto Madrazo, aseguró estar dispuesto a buscar consensos sobre la reforma eléctrica, pero aclaró que no permitirá la privatización del sector.

Madrazo, no obstante, no aclaró si está a favor de la modificación de la Constitución.

El senador priista Manuel Bartlett, una de las principales figuras del llamado "sector duro" del partido, aseguró que no permitirá cambios a la Constitución y criticó la propuesta del Gobierno.

"Es la misma gata, pero revolcada", declaró el senador en referencia a la similitud entre el proyecto presentado hoy y el que el Ejecutivo envió al Congreso el año pasado.

Bartlett aseguró que su posición es compartida por la mayoría de los senadores del PRI y recordó que para que los legisladores priistas acepten cambiar la Constitución deberán primero modificarse los estatutos del partido, lo que sólo puede hacerse en una Asamblea Nacional.

Para impulsar la reforma eléctrica el Gobierno necesita del apoyo del PRI, que tiene mayoría simple tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado.

Según datos oficiales, en la próxima década será necesario canalizar cerca de 500.000 millones de pesos (unos 46.296 millones de dólares) al sector eléctrico. EFE

vsf/bg

ICX INF MWM CFL MUN FIB
POL:POLITICA,PARLAMENTO ECO:ECONOMIA,SECTORES-EMPRESAS,ENERGIA-MINERIA POL:POLITICA,GOBIERNO