SONDEO-DESEMPLEO DE EEUU SEGUIRÍA ELEVADO EN 2004   

 

NUEVA YORK . - Los analistas ven pocas perspectivas de que ocurra una baja significativa en el desempleo de Estados Unidos en los próximos meses, a pesar de las señales incipientes de un repunte del mercado laboral, mostró el miércoles un sondeo de Reuters.

 

En un cambio importante desde el último sondeo, realizado en julio, ahora los analistas han aumentado sus pronósticos del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año, pero los redujeron para el 2004.

 

La previsión actual es de una expansión de 3,5 por ciento en el 2003, con una ligera aceleración a 3,6 por ciento en el año próximo.

 

Pero esa mejora, aunque sería bienvenida, no alcanzaría para provocar un descenso considerable del desempleo.

 

La media de los pronósticos de 25 economistas encuestados por el desempleo indica ahora una tasa de 5,9 por ciento para todo el 2004, un cambio insignificante desde el 6,1 por ciento previsto para el 2003.

 

El sorpresivo aumento de 57.000 que se registró en las plantillas de trabajadores de las empresas estadounidenses en septiembre ofrece alguna esperanza de que ocurra un repunte. Pero para que mejore el mercado laboral, se necesitarían incrementos mayores.

 

"Se necesitaría un crecimiento de 200.000 a 300.000 puestos de trabajo por mes, durante seis meses o más, para que baje el desempleo", dijo James Glassman, economista sénior de J.P. Morgan.

 

También observó que a medida que se reactive el mercado laboral, atraerá a los llamados "trabajadores desalentados", que habían salido de la población económicamente activa, lo que mantendría elevada la tasa de desempleo.

 

"Igualmente, no sería natural que el empleo siga débil durante un año entero más y, una vez que la economía cobre impulso, podríamos ver una mejora hacia (un desempleo de) 5,5 por ciento para fin de año", agregó Glassman.

 

Si el economista tuviera razón, igualmente no sería un momento fácil para el presidente estadounidense George W. Bush, quien buscará la reelección en los comicios de noviembre del año próximo.

 

A LA CAZA DE NUEVOS EMPLEOS

 

"Sin duda, todavía hay tiempo para que la situación mejore", observan los analistas de Goldman Sachs.

 

"Sin embargo, si el alza de septiembre en las plantillas no es una señal de que seguirá aumentando el empleo, entonces el presidente Bush tendrá grandes dificultades para ganar la reelección", agregaron.

 

La falta de empleos se ha convertido en un tema principal tanto para los mercados fianncieros como para el gobierno.

 

Incluso los funcionarios de la Reserva Federal, que suelen guardar silencio sobre ciertos temas, han empezado a preguntarse en público si el aumento de las pérdidas de empleos del último par de años no se debió a cambios estructurales, lo que implicaría que muchos puestos no se recuperarían más.

 

"Sospecho que una gran parte de estas pérdidas de empleos -particularmente en manufactura, aerolíneas y telecomunicaciones- son permanentes y no darán marcha atrás cuando la economía cobre impulso. En cambio, se necesitará crear nuevos empleos en otros sectores de la economía para reemplazarlos", fue la cautelosa conclusión de Susan Bies, una gobernadora de la Fed, la semana pasada.

 

ESTADOS UNIDOS HUNDIDO EN DEFICIT

 

Aunque la reciente baja del dólar ha generado esperanzas de que el enorme déficit en cuenta corriente de Estados Unidos eventualmente podría contenerse, el proceso sería muy lento.

 

Los analistas no ven una mejora del déficit de cuenta corriente este año ni el próximo y en cambio anticipan que la brecha aumentará a una enorme cifra de 614.000 millones de dólares en el 2004, cerca del 6 por ciento del PIB, desde 570.000 millones de dólares en el 2003.

 

Al mismo tiempo, el déficit presupuestario de Estados Unidos, según las proyecciones de los expertos, aumentaría a un récord de 500.000 millones de dólares en el año fiscal 2004.

 

En cambio, el índice estructural de los precios al consumidor, que excluye los costos más volátiles (alimentos y energía), tendría una ligera subida anual de 1,5 por ciento para fines del 2004, sin variación desde el aumento de 1,5 por ciento proyectado para este año.