Senadores de PRI intentarán consensuar posición reforma eléctrica

México, 15 oct.- Los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la principal fuerza de oposición de México, anunciaron ayer que celebrarán una reunión el 22 de octubre para intentar consensuar una posición sobre la reforma eléctrica.

En las últimas semanas se han puesto de manifiesto las fuertes discrepancias existentes en el seno del PRI sobre la reforma eléctrica, uno de los principales cambios estructurales que impulsa el Gobierno del presidente Vicente Fox y que actualmente es discutido en el Congreso.

Fuentes del PRI informaron a la prensa de que, para intentar acercar posiciones, se celebrará una reunión la próxima semana en la que participarán los 60 senadores que tiene el partido.

"Es un proceso que va a durar, hay que seguir escuchando, debatiendo y exponiendo argumentos, así como buscando la mejor solución para el país y nuestra gente", declaró el líder del PRI en el Senado, Enrique Jackson.

Algunos sectores del partido se han manifestado favorables a respaldar una propuesta del Gobierno que contempla modificar un artículo constitucional para facilitar la apertura del sector eléctrico a la inversión privada, pero manteniendo la soberanía del Estado.

Sin embargo, un grupo de senadores encabezado por Manuel Barlett se opone rotundamente a la modificación de la Constitución bajo el argumento de que los estatutos del PRI no lo permiten.

Esta afirmación fue negada hoy por el secretario técnico del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, David Penchyna, quien manifestó que sí es posible que los legisladores priistas voten a favor de una reforma eléctrica que implique algún cambio constitucional.

El Gobierno de Fox, del Partido Acción Nacional (PAN), necesita de los votos del PRI en la Cámara Baja y en el Senado para que la reforma eléctrica prospere.

El PRI, que gobernó el país durante siete décadas hasta el año 2000, tiene mayoría simple en ambas cámaras.

El ministro de Energía, Felipe Calderón, presentó ayer oficialmente a los líderes del PRI la propuesta de reforma eléctrica del Ejecutivo, que es similar a una enviada por el Gobierno el año pasado y que se quedó bloqueada en el Congreso porque la oposición consideraba que era un primer paso para la privatización del sector.

El embajador de Estados Unidos en México, Tony Garza, también se refirió hoy a la reforma eléctrica.

Garza negó que su país esté presionando para que se apruebe este proyecto con el fin de que se faciliten las inversiones estadounidenses en el sector.

"Será decisión del Congreso mexicano y de acuerdo a los intereses que convengan al país, pero de ninguna manera hay presión de mi Gobierno", declaró a los periodistas. EFE

vsf/hma

MWM CFL ICX INF WMX FIB
POL:POLITICA,PARLAMENTO POL:POLITICA,PARTIDOS ECO:ECONOMIA,SECTORES-EMPRESAS,ENERGIA-MINERIA