FRACASAN NEGOCIACIONES TLC Y VISITA FOX CONCLUIRÁ SIN ACUERDO

Tokio, 16 oct.- El último intento por concluir un Acuerdo de Asociación Económica durante la actual visita del presidente mexicano Vicente Fox a Japón resultó hoy en fracaso y dejó la firma del acuerdo en manos de futuras negociaciones.

Según fuentes oficiales japonesas, las dos partes no lograron dirimir sus diferencias en torno al conflictivo tema de la liberalización del mercado agropecuario nipón, ya que México no acepta su negativa a eliminar los aranceles sobre la carne de cerdo.

"Es una pena. Pero espero que se siga manteniendo el interés por firmar el acuerdo", expresó el ministro portavoz japonés Yasuo Fukuda.

Horas antes de anunciarse el fracaso, durante la declaración conjunta al término de la cumbre mexicano-japonesa, el presidente Fox resaltó la importancia para ambos países de un Acuerdo de Asociación Económica, que va más allá de un Tratado de Libre Comercio (TLC), y manifestó su deseo de "concluirlo cuanto antes".

"Las negociaciones han sido muy difíciles hasta ahora. Gracias a los esfuerzos se ha podido completar el 90 por ciento del acuerdo, pero aún queda el 10 por ciento", dijo el primer ministro japonés Junichiro Koizumi, quien añadió que ambas partes habían dado instrucciones para firmarlo en el transcurso de hoy, lo que al final no se pudo lograr.

Desde el inicio de las negociaciones y hasta la fecha, Japón se ha opuesto a liberalizar su mercado agrícola y concretamente a incluir la carne porcina y otros productos en la lista de mercancías que estarán exentas de aranceles bajo el futuro convenio.

Ayer, en un último esfuerzo por sacar adelante las negociaciones durante la visita de Fox, Japón propuso unas cuotas de aranceles bajos sobre el cerdo, que pasarían del 4,3 por ciento actual al 2 por ciento, así como doblar la cantidad de las importaciones del cerdo mexicano.

Pero México busca la eliminación de tarifas aduaneras sobre la carne porcina, que constituye el 10 por ciento de sus exportaciones de carne a Japón, por lo que se anunciaba difícil lograr un acuerdo.

Tokio, en vísperas de las elecciones generales del próximo 9 de noviembre, teme que tal medida pueda afectar a los agricultores japoneses, quienes ofrecen la mayoría de sus votos al gobernante Partido Liberal Demócrata.

Más tarde, en declaraciones en el Club Nacional de Prensa, Fox explicó que "los productos agropecuarios son importantes para los dos países. Pero para Japón son una mínima parte de la economía, que es la segunda del mundo, mientras que para México significan una gran partida en una economía mucho menor".

"La expectativa mexicana no es que haya más o menos productos agrícolas, sino que haya más apertura, más libre mercado, menos aranceles: ésa es la razón del TLC y lo que esperamos de todo acuerdo de este tipo", añadió el dirigente mexicano.

Entre los productos sometidos a discusiones, el presidente mexicano confirmó que dos de ellos son la carne porcina y el zumo de naranja, tras lo cual bromeó que "son dos cosas que se comen juntas: la carne preparada a la naranja es riquísima".

Sin aparentes cambios en la postura mexicana desde que su secretario de Economía, Fernando Canales, manifestó en septiembre no tener prisa con tal de lograr un buen acuerdo que proteja los intereses nacionales, las negociaciones concluyeron hoy en fracaso y el acuerdo no podrá ser firmado durante la actual visita de Fox.

No obstante, el sector industrial japonés, con grandes intereses en México, manifestó en reiteradas ocasiones su deseo de cerrar el convenio económico cuanto antes.

Ryutaro Hashimoto, presidente de la Liga parlamentaria de Amistad mexicano-japonesa y ex primer ministro, recomendó al dirigente de la nación azteca cerrar el tratado cuanto antes, ya que no hacerlo perjudicaría a México.

A periodistas nipones Hashimoto dijo que, en un aparente intento de presionar al mandatario mexicano, le recordó a Fox que ciertas empresas han abandonado México para instalarse en otros países más beneficiosos.

A falta de una materialización del acuerdo, se espera que los dos países alcancen un compromiso básico que asegure la continuación de las negociaciones a pesar de las dificultades.

Los analistas prevén que una vez pasadas las elecciones generales, en noviembre, Japón podría realizar más concesiones en el sector agropecuario.

Vicente Fox, de visita de Estado en Tokio desde ayer, tiene previsto reunirse esta noche con importantes empresarios japoneses y partirá mañana para Osaka, al oeste de Japón, antes de asistir a la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Tailandia. EFE

to/cd/jdl

ICX MUN EXG FIB
ECO:ECONOMIA,MACROECONOMIA,COMERCIO-INVERSIONES POL:POLITICA,EXTERIOR ABO:MULTITEMATICO,PREVISIONES