HACKERS PROVOCAN FALSA DECLARACIÓN DE PRESIDENTE DE BOLIVIA   

 

LA PAZ - Piratas cibernéticos manipularon los resultados de una encuesta sobre la popularidad del presidente de Bolivia, Gonzalo Sánchez de Lozada, llevándolo a declarar un apoyo que no tiene frente a la ola de protestas sociales que exige su renuncia.

 

El Grupo Fides, propiedad de la Iglesia Católica, denunció el viernes que la página de "Fides Virtual" en Internet, uno de sus varios medios de comunicación, había sido violada por "hackers" que "voltearon de forma absolutamente fraudulenta" los datos de una encuesta que desarrollaba entre los oyentes de su homónima cadena radial.

 

El sacerdote jesuita Eduardo Pérez, quien dirige la red de emisoras Fides, dijo que la encuesta consultaba "si el presidente Sánchez de Lozada debía seguir o no en el cargo."

 

Pérez dijo que cuando los piratas violaron la página de Fides en Internet, el resultado del sondeo era el siguiente: sobre 10.466 personas que emitieron voto, "6.907 de ellas, es decir 66 por ciento, dijeron que el presidente debía renunciar, y 3.551, el 33,9 por ciento, que no."

 

Al amanecer del jueves, luego de que Fides se percató de la incursión de los piratas y el cambios de los datos, la encuesta fue retirada de la página web, según Pérez.

 

Por la noche, el presidente Sánchez de Lozada, en una entrevista en vivo desde su residencia oficial con la cadena internacional de televisión CNN, se refirió al delicado momento en su mandato.

 

El jefe Estado dijo que, según la encuesta de Fides, él contaba con el apoyo de "dos tercios" de los encuestados, mientras que "otro tercio" pedía que se aparte de la presidencia.

 

"Lamentablemente, quizá sorprendido en su buena fe, el presidente divulgó datos totalmente falsos," dijo el viernes el sacerdote jesuita.

 

El mandatario, cuya renuncia exigen desde hace un mes sectores sociales cuyas protestas ha dejando un saldo de 74 muertos y 200 heridos, denunció que un golpe de estado financiado desde el exterior busca implantar en Bolivia una "dictadura narcosindicalista y terrorista."

 

Sánchez de Lozada reiteró el viernes a un aliado político que le retiró el respaldo de su partido que no renunciará al mandato que debe extenderse hasta agosto del 2007. ((Mesa de edición en español: 1 305 810-2625)0