España aportará 300 millones dólares a la reconstrucción de Irak

Madrid, 17 oct.- España aportará 300 millones de dólares a la reconstrucción de Irak en el período 2003-2007, anunció hoy el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, en vísperas de la Conferencia de Donantes de la próxima semana en Madrid.

Dicha dotación irá al Fondo de Reconstrucción y Desarrollo para Irak, que se prevé constituir en la Conferencia Internacional de Donantes de los próximos días 23 y 24 y que gestionarán conjuntamente el Banco Mundial y la ONU bajo los principios de "transparencia y flexibilidad", dijo Rato en rueda de prensa, tras presentar al Consejo de Ministros un informe sobre esta cuestión.

De los 300 millones de dólares, 160 millones se enmarcan en el período 2003-2004 y los otros 140 se abonarán entre 2005 y 2007.

Dentro de la dotación para 2003-2004, España ha comprometido ya Fondos de Ayuda al Desarrollo (FAD) por 40,5 millones en proyectos de asistencia a refugiados y funcionamiento de la moneda iraquí, entre otros.

Otros 35 millones ya comprometidos corren a cargo de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), mientras que la cantidad destinada a ayuda humanitaria en la localidad de Um Qasar ronda los 21 millones, a lo que se suman otros gastos en personal.

Por tanto, según Rato, hasta 2004 está previsto que aumenten los fondos destinados por ahora a la reconstrucción de Irak en 50 ó 60 millones de dólares.

Del montante total hasta 2007, 210 millones tienen carácter de donación, 75 millones son créditos concesionales (con una parte también de donación) y los 15 millones restantes servirán para estudios de viabilidad de proyectos en Irak.

En ese total no se incluyen las partidas para gastos militares, las aportaciones de las regiones o corporaciones locales a Irak (unos 11,5 millones de dólares hasta ahora), las dotaciones de España dentro de la Unión Europea o costes como los derivados de la Conferencia de Donantes.

Rato explicó que la dotación a la reconstrucción de Irak se ha decidido en función de aportaciones anteriores a países recién salidos de conflictos bélicos y al peso porcentual de España en la economía mundial, que ronda el 2 por ciento.

Un objetivo económico para la Conferencia de Donantes podría situarse entre 15.000 y 20.000 millones de dólares, si bien, según Rato, en estos actos suele concretarse sólo la mitad de lo previsto.

Recordó que el Banco Mundial y la ONU cifran la reconstrucción de Irak en unos 35.000 millones de dólares en el período 2004-2007.

El ministro se refirió a la estimación del Banco Mundial sobre la capacidad de absorción económica de Irak para el desarrollo de proyectos, de 6.000 millones de dólares anuales como máximo, que crecería en función de las inversiones de cada año.

Informó de que han corroborado su asistencia a la Conferencia de Donantes 33 países, de los 78 a los que España ha invitado, aunque se prevé que en las próximas horas aumenten las confirmaciones, y también han asegurado su presencia casi todos los organismos internacionales y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) invitados.

Rato indicó que el próximo día 23 se celebrará paralelamente una conferencia exclusiva para el sector privado y su papel en el desarrollo de Irak, a la que el Gobierno español ha invitado a 60 países, de los que 38 han confirmado su presencia. EFE

aqr/br/acm

MUN ICX
POL:POLITICA,CONFLICTO SOC:SOCIEDAD-SALUD,SOLIDARIDAD-DERECHOS