Aprueban Convenio Patrimonio Inmaterial e impulsan Diversidad

París, 17 oct.- La UNESCO cuenta desde hoy, viernes, con un Convenio Internacional para la Salvaguarda del Patrimonino Cultural Inmaterial, además de preparar un proyecto de Convenio Internacional sobre Diversidad Cultural.

Reunidos en Conferencia General, los representantes de los países que integran la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) adoptaron el Convenio Internacional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial por 120 votos a favor, ninguno en contra y ocho abstenciones.

Este nuevo instrumento jurídico protegerá la tradición y la expresión oral, incluido el idioma como vehículo del patrimonio inmaterial, así como las artes del espectáculo,

También, siempre "por medio de la cooperación", el Convenio tiene la misión de salvaguardar "los usos sociales, los rituales y actos festivos, los conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo y las técnicas artesanales tradicionales".

Para que el convenio entre en vigor deberá contar con un mínimo de 30 Estados partes.

En su jornada de clausura, la 32 Conferencia adoptó igualmente una Declaración sobre la Destrucción Intencional del Patrimonio Cultural, destinada a evitar "el creciente número de agresiones deliberadas" de que es objeto, como ilustra la reciente destrucción de los Budas de Bamiyán, en Afganistán, por los talibanes.

El pleno de la Conferencia acordó, asimismo -aunque sin votación- encargar al director general de la UNESCO, Koichiro Matsuura, que prepare un Convenio sobre Diversidad Cultural, que complete jurídicamente a nivel internacional la Declaración sobre el mismo tema adoptada por unanimidad en la Conferencia General de 2001.

Francia y Canadá, con el apoyo de los países francófonos y de la mayor parte de los Estados miembros y de la UE, entre ellos España, encabezó la propuesta de que la UNESCO elabore este Convenio que proteja la diversidad cultural en la era de la globalización.

El jefe de la delegación de Estados Unidos, Richard Terrell Miller, cuyo país acaba de retornar a la UNESCO tras 19 de años de ausencia y encabezaba la oposición al proyecto, dijo que esperaba que "no se vuelvan a cometer errores del pasado", al presentar ante el pleno la posición estadounidense sobre diversidad cultural.

EEUU abandonó la UNESCO en 1984 en protesta por el Nuevo Orden Mundial de la Información defendido por el entonces director general, Amadou Mathar M'Bow, y por su gestión económica.

El Reino Unido, país que también y por las mismas razones dejó la UNESCO ese mismo año, Holanda, Dinamarca y Australia, apoyaron a EEUU en las reuniones de la comisión preparatoria, donde más de cien países tomaron la palabra en un encendido debate.

Lo que está en juego con este eventual futuro Convenio es que la producción cultural sea considerada o no como una mercancía más en las negociaciones comerciales internacionales, en las que Francia defiende la "excepción cultural".

Estados Unidos, que tiene en la exportación de productos audiovisuales una de sus mayores fuentes de ingresos, defiende la total y libre circulación de bienes, sean películas, discos, artesanías, productos lácteos, aviones, acero o automóviles.

Ante el pleno de la Conferencia que estimó oportuno, pese a todo, elaborar un proyecto de Convenio, Terrell Miller dijo que su país "comprende que la mayoría de los Estados vinieron dispuestos a apoyar" dicha resolución y "apoya y ve con agrado el deseo de muchos de modificar ese proyecto para calmar algunas dudas".

Dijo, asimismo, esperar que "durante el proceso de negociación" se tenga en cuenta la opinión de su país, que con su retorno oficial, el pasado uno de octubre, se convirtió en la primera fuente de financiación de la UNESCO, seguida de Japón.

Manifestó, asimismo la "preocupación" de EEUU porque el futuro instrumento jurídico internacional podría "entrar en conflicto o socavar otras estructuras jurídicas existentes", lo que espera se evite en las consultas previstas en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Organización Mundial de la Propiedad Internacional (OMPI), entre otras. EFE

lg/lab

ICX MUN EXG
POL:POLITICA,EXTERIOR