Fox reitera en la universidad beneficios de alianzas económicas

Osaka, 17 oct.- El presidente mexicano, Vicente Fox, fue investido hoy doctor "honoris causa" por la universidad de Osaka, Japón occidental, en donde volvió a resaltar los beneficios de los acuerdos comerciales como el que ayer no pudo firmar con el primer ministro nipón, Junichiro Koizumi.

Las posturas encontradas de México y Japón en el terreno agropecuario fueron imposibles de remontar ayer a pesar de que los dos estadistas dieron a sus negociadores una última oportunidad para que la visita de Estado de Fox al archipiélago pudiera terminar con todos los honores y cumplir la promesa que hace un año se hicieron para concluir un tratado bilateral de libre comercio.

Japón no consintió eliminar totalmente los aranceles a la importación de carne porcina mexicana ni triplicar sus cuotas, y México mantuvo su negativa a facilitar la entrada de vehículos industriales nipones sin derechos aduaneros, a la vez que volvió a replantear cuestiones ya cerradas con anterioridad.

La prensa nipona dedicó hoy grandes titulares al fracaso de las negociaciones del que podía haber sido el segundo tratado de libre comercio de Japón, tras el establecido con Singapur hace un año, y los calificativos variaron desde la sorpresa hasta la decepción.

El diario conservador "Yomiuri" dijo que México manejó a su antojo a Japón porque volvió a aumentar exigencias sobre las condiciones de productos ya consensuados, como duplicar las cuotas de importación del zumo de naranja sin aranceles.

El periódico liberal "Asahi" llegó a poner en duda la capacidad de liderazgo de Koizumi, que pese a su política de cambios drásticos en el terreno de la reforma económica nacional no pudo con la oposición de los agricultores, cuyos votos son imprescindibles para el partido gobernante Liberal Demócrata, y porque dejó en manos de tres ministros la decisión final del acuerdo.

El rotativo económico "Nihon Keizai" reflejó la decepción de los dirigentes empresariales y en especial de la potente industria del automóvil japonesa, con fuertes intereses productivos en México, al ser la que más ha presionado al Gobierno para que se concretara cuanto antes la alianza bilateral.

Los fabricantes esperaban con este acuerdo fortalecer su posición para no perder competitividad ante otros competidores de los numerosos países que ya obtienen condiciones ventajosas de México a través de ese tipo de acuerdos especiales.

La visita de Estado de Fox finalizó formalmente anoche poco después de que los ministros abandonaran la mesa negociadora al no superarse las posturas contrarias, y el emperador Akihito y su esposa Michiko despidieron en el palacio de Akasaka a sus huéspedes.

Fox continuó hoy su estancia en Japón con una visita a la ciudad de Osaka, el segundo núcleo industrial más importante del país, en donde recibió el título honorario de la universidad provincial por su dedicación a la mejora social, educacional, cultural y científica de su país.

En su discurso sobre los retos y oportunidades de su país este siglo, Fox inculcó a los estudiantes la semilla de la dedicación y el trabajo para acercar más Japón a México, naciones que disfrutan de una larga tradición amistosa de más de un siglo de relaciones.

"Todos ganamos", dijo en relación a la presencia industrial nipona en México, y destacó que genera riqueza y empleo.

Al señalar que las economías de Japón y México son complementarias, reiteró que las negociaciones para la firma del acuerdo económico con Japón estaban muy avanzadas, aunque no dio mayores detalles.

Fox resaltó ante varios centenares de estudiantes los beneficios que generará una alianza tal porque propiciará estrategias nuevas que servirán para unir dos grandes mercados como México y Japón y por extensión a los de Norteamérica y Asia.

"Pero hay mucho que descubrir y explorar. Una asociación preferencial entre dos países representa el sólido capital para una nueva etapa en las relaciones de ambos países", concluyó el estadista.

Fox visitó luego la empresa Matsushita Panasonic, con fuerte implantación en México, recibió a miembros de la patronal Kankeiren y cenó con las autoridades de esta ciudad, capital de la región Kansai que es la segunda zona industrial del archipiélago.

El presidente mexicano viajará mañana rumbo a la capital tailandesa, Bangkok, en donde asistirá al Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), del que México es uno de los tres miembros latinoamericanos, junto a Chile y Perú. EFE

cd/jac/jal

MUN ICX
POL:POLITICA,EXTERIOR