SIDA AVANZA A PASOS "GIGANTES" EN CENTROAMÉRICA   

 

PANAMA (AP) - El SIDA constituye una amenaza para el desarrollo económico y social, concluyeron el viernes autoridades de salud de la región tras una conferencia sobre la enfermedad que se realizó en la capital y en la que clamaron por ayuda internacional para contener la epidemia.

 

Los ministros de salud y delegados suplicaron a las organismos mundiales como la agencia de las Naciones Unidas en la lucha contra el SIDA (ONUSIDA) "inmediata intensificación de las acciones de apoyo a los países centroamericanos".

 

Las autoridades dijeron que la ayuda internacional es vital para incrementar el acceso al tratamiento integral de las personas que viven con VIH/SIDA y seguir los esfuerzos porque los centraomericanos obtengan a precios más baratos los medicamentos.

 

Se estima que en los países del istmo centroamericano unas 180.000 personas padecen la enfermedad.

 

"Solicitamos apoyo al ONUSIDA, sus agencias coopatrocinadoras y otras agencias de cooperación la intensificación de las acciones de apoyo a gran escala a la epidemia del SIDA", dijo una declaración que fue firmada para las autoridades de salud de Panamá, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Belice.

 

La declaración señala también que el SIDA ha afectado "seriamente a Centroamérica y se ha convertido en una amenazas no solo para la salud, sino también para el desarrollo económico y social".

 

La representante panameña ante el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidos (PNUD) Elizabeth Fong dijo que "es el momento de activar la lucha contra el SIDA, que avanza a pasos agigantados en Centroamérica".

 

Dijo que es imperante que los esfuerzos que se ejecuten "detenga y reviertan" los casos de SIDA en los próximos años.

 

La reunión de la autoridades de salud fue el punto de clausura de un foro sobre el SIDA que se realizó desde comienzos de semana en la capital panameña, en el que se abordó el problema del SIDA.

 

Durante el foro diversas organizaciones contra el SIDA exhortaron a los gobiernos a ser más activos en los esfuerzos de prevención y advirtieron que pese a que el virus afecta principalmente a la población de hombres homosexuales, tiende a crecer el número de mujeres centroamericanas infectadas.