RESERVA FEDERAL EEUU DEBERÍA FIJAR META DE INFLACIÓN: BERNANKE   

 

ST. LOUIS, EEUU .- Uno de los principales funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos dijo el viernes que el banco central debería declarar públicamente qué tasa de inflación considera como la mejor a largo plazo.

 

En cambio, otro funcionario de la Reserva Federal dijo que eso podría hacer que la autoridad monetaria se desvíe del objetivo de velar por el crecimiento económico.

 

Ben Bernanke, uno de los gobernadores del banco central, dijo en una conferencia de la Fed de St. Louis, cuyo tema eran las metas para la inflación, que en el actual clima de baja inflación es importante mantener al público informado sobre las intenciones de la Fed para el largo plazo.

 

"Cuando la economía está operando en torno a la estabilidad de precios, las expectativas del público sobre los planes del banco central y sus objetivos, que siempre son importantes, se tornan todavía más importantes," dijo Bernanke.

 

Tras dos décadas de buscar que caiga la inflación, ahora los funcionarios de la Fed piensan que finalmente han logrado la estabilidad de los precios.

 

Bernanke dijo que una meta anunciada de precios a largo plazo no es lo mismo que fijar objetivos para el ritmo de precios, pero podría ser visto como un paso en esa dirección.

 

El gobernador de la Fed dijo que el banco central no debería dar un calendario para su meta, pero debería tratar de guiar la inflación hacia el objetivo, y mantenerla cerca de él, en promedio, a lo largo del ciclo económico.

 

SISTEMA MAS FLEXIBLE

 

En cambio, otro gobernador de la Fed, Donald Kohn, quien coincide con el presidente del banco central Alan Greenspan en la preferencia por un sistema más flexible para dirigir la política monetaria, dijo que piensa que el actual régimen de la Fed ha funcionado bien.

 

"Aquellos que proponen cambios a un buen sistema tienen que mostrar buenas pruebas," dijo.

 

Kohn expresó su preocupación de que si se establece una meta de inflación de largo plazo, con el tiempo podría hacer que la Fed preste menos atención a sus metas de impulsar el pleno empleo y un crecimiento sostenido máximo.

 

"Pienso que sería muy difícil (evitar) esta tendencia," sostuvo. Igualmente, no llegó a cerrar la puerta a esa propuesta, al decir: "Todavía estoy tratando de llegar a una decisión."

 

La Fed opera bajo el mandato legislativo de impulsar tanto la estabilidad de precios como el pleno empleo.

 

Muchos economistas y funcionarios de la Fed piensan que una inflación baja y estable es la mejor forma, en el largo plazo, de lograr el mayor crecimiento sostenido posible y el empleo máximo, pero admiten que en el corto plazo esas dos metas pueden entrar en conflicto.

 

Los defensores del establecimiento de metas de inflación piensan que si las empresas y el público entienden a qué meta de inflación apunta el banco central, su poder de negociación salarial y su proceso de fijación de precios van a reflejar eso, y ayudarán a que el banco central logre su objetivo.

 

Los críticos de las metas de inflación dicen que este esquema podría actuar como un chaleco de fuerza para el banco central, y podría llevar a resultados no muy buenos para el empleo y para el crecimiento económico.

 

El jueves, el Departamento de Trabajo dijo que el Indice de Precios al Consumidor estructural -que descarta los costos de alimentos y energía- subió sólo 1,2 por ciento en los 12 meses a septiembre, el menor incremento desde febrero de 1966.

 

Muchos funcionarios de la Fed consideran que ese índice sobrestima la inflación en alrededor de 1 punto porcentual, lo que implica que la tasa real podría estar apenas por encima de cero por ciento.