REFRENDA FOX SU COMPROMISO DE CONSOLIDAR UN GOBIERNO TRANSPARENTE    

 

México, 18 Octubre.- El presidente Vicente Fox refrendó hoy su compromiso con la integración de un gobierno transparente, honesto, que cueste menos y cuyos recursos sean mejor distribuidos.

 

En su programa radiofónico "Fox Contigo", destacó que en su administración se trabaja todos los días para consolidar un gobierno de calidad, en el que la población pueda confiar en los servicios a que tiene acceso y en los servidores públicos que los prestan.

 

El jefe del Ejecutivo Federal recordó que para lograrlo se ha puesto en marcha un conjunto de estrategias que integran la Agenda de Buen Gobierno, encaminada a transformar la labor pública para acercarla más a las necesidades de los mexicanos.

 

No obstante, dejó claro que no sólo el gobierno es el responsable de combatir el fenómeno de la corrupción ya que, dijo, "se trata de un problema generalizado que debemos atacar todos".

 

Destacó que los medios de comunicación, los organismos no gubernamentales y el gobierno, en todos los niveles, tienen una tarea qué realizar en ese sentido, pues la corrupción resulta muy costosa para cualquier país.

 

Fox Quesada aseguró que si se logra abatir el índice de ese flagelo, rendirán mucho más los recursos del gobierno, los de las empresas, e incluso los de las familias.

 

Apuntó que por ello su administración impulsó la Ley del Servicio Profesional de Carrera, para que todos los funcionarios públicos tengan acceso a un sistema integral de desarrollo y así desempeñen mejor su trabajo.

 

En cuanto a la necesidad de contar con un gobierno transparente, recordó que en su administración se aprobó la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental (LFTAIPG), con la que se responde a la necesidad de todos los mexicanos de consultar información referente a los Poderes federales.

 

Subrayó que son pocos los países que han tenido el valor y la audacia de poner en marcha una Ley de ese tipo y un Instituto como el Federal de Acceso a la Información (IFAI), que se encarga de vigilar y garantizar el cumplimiento de esa legislación.

 

Sobre este tema, la presidenta del IFAI, María Marván Laborde, afirmó que la LFTAIPG y el propio Instituto permiten avanzar en la consolidación de un gobierno democrático, al erigirse en herramientas fundamentales para el combate a la corrupción, mediante la supervisión ciudadana.

 

Mencionó que a cuatro meses de la entrada en vigor de la Ley, la administración pública federal ha recibido casi 18 mil solicitudes de información, 93 por ciento a través de Internet.

 

El reto -dijo- es crear nueva cultura de transparencia, pues con información la ciudadanía tendrá mayor capacidad para exigir un buen gobierno, más transparente, en el que dos millones de servidores públicos seremos vigilados por 100 millones de mexicanos.

 

Por su parte, el secretario de la Función Pública, Eduardo Romero Ramos, apuntó que al afinar el enfoque del programa de transparencia y combate a la corrupción del gobierno federal se busca que la administración en su conjunto sea más eficiente.

 

La apuesta es por la calidad total, la honestidad y la transparencia, para brindar mejores respuestas a los ciudadanos, aseguró el funcionario.

 

Expuso que la SFP tiene la encomienda de mantener un ataque frontal a la corrupción, pero recordó que también se debe combatir el problema desde sus causas, es decir que se debe poner mayor énfasis en la parte preventiva para cambiar la cultura de la administración pública, de los servidores públicos y de la sociedad en su conjunto.

 

En torno a la reciente publicación de los índices de corrupción, elaborados por Transparencia Internacional, reconoció que si bien la calificación de 3.6 otorgada a México es muy baja, a la llegada del actual régimen al poder el indicador era de 3.3.

 

A su vez, el titular de la Oficina de la Presidencia para la Innovación Gubernamental, Ramón Muñoz, aseguró que la presente administración ha logrado importantes avances en lo que se refiere a conseguir un gobierno que cueste menos.

 

Afirmó que el costo administrativo del gobierno mexicano representa hoy sólo el 29 por ciento del gasto total, contra 45 por ciento al inicio del presente sexenio.

 

Como ejemplo de la eficiencia de las acciones adoptadas, mencionó a la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuito (Conaliteg), en donde al principio de la administración cada libro costaba 11 pesos y hoy la cifra se ha reducido a cinco.

 

Los ahorros en ese rubro, dijo, alcanzaron los 450 millones de pesos y se invirtieron en 816 mil 222 libreros con 23 millones de ejemplares para las aulas de las escuelas de todo el país.

 

Muñoz agregó que en la actualidad hay cerca de siete mil 600 centros de trabajo en instituciones públicas federales con certificados internacionales de calidad.