Cinco grandes UE negociarán acuerdos de devolución de inmigrantes

La Baule, 20 oct.- Los países más grandes de la Unión Europea (Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido) decidieron hoy negociar conjuntamente acuerdos para la devolución de inmigrantes clandestinos a los países de origen o de tránsito.

El ministro francés del Interior, Nicolas Sarkozy, explicó este acuerdo al término de un encuentro ministerial de dos días en La Baule, en la costa atlántica francesa.

Sarkozy también explicó otro acuerdo, según el cual uno de estos cinco países será el encargado de negociar en nombre de todos con aquellos estados con los que no se hayan establecido este tipo de compromisos.

La negociación, que llevará un Estado cuya elección dependerá de con qué país se negocia, no se llevará a cabo con los países con los que ya se hayan establecido acuerdos de expulsión, por ejemplo entre Marruecos y España.

Para España, en este caso, la principal cuestión pendiente es el cumplimiento del texto rubricado con Marruecos, así como otra negociación en curso entre el país magrebí y el conjunto de la Unión Europea, en la que Madrid no va a interferir.

Este mecanismo servirá para los procesos abiertos con otros países, y por eso los cinco grandes van a preparar un balance de su situación actual, con la lista de compromisos firmados y la naturaleza de éstos.

El titula español, Angel Acebes, comentó que "es indispensable que seamos muy eficaces en lograr la devolución o readmisión" y se mostró convencido de que negociar de forma conjunta "permitirá conseguir acuerdos con más facilidad".

El ministro italiano, que preside este semestre el Consejo de la UE, precisó que este y otros acuerdos entre los cinco constituyen "una gran contribución" al trabajo de la UE en su conjunto, pero comentó que "es más fácil encontrar puntos de convergencia".

Los titulares de Interior conincidieron en la necesidad de llevar a cabo una reforma de la agencia policial Europol "para que sea más operativa y funcional", según Sarkozy.

Acebes puso igualmente el acento en la pertinencia de "un modelo de seguridad en toda Europa (...) frente a un espacio criminal europeo" que es una realidad por la supresión de las fronteras.

Los responsables de Interior de Alemania, España, Francia, Italia y el Reino Unido subrayaron la necesidad de que la Comisión Europea avance en sus trabajos para imponer datos biométricos en los visados de entrada en la zona Schengen, mediante un chip.

En concreto, se utilizaría en un primer momento el reconocimiento facial y las huellas dactilares, y en el futuro, en función de la evolución tecnologica, podría añadirse la identificación por el iris de los ojos, por la que apuesta de forma particular Alemania. EFE

ac/lab

ICX MUN EXG FCE
TRI:JUSTICIA-INTERIOR-SUCESOS,INTERIOR POL:POLITICA,EXTERIOR