SHARON RENUEVA AMENAZA A ARAFAT. MUEREN 3 PALESTINOS  

 

JERUSALEN/GAZA .- El primer ministro de Israel, Ariel Sharon, reiteró el lunes la amenaza de "expulsar" a Yasser Arafat, pocas horas después que aviones y helicópteros israelíes mataran a dos militantes radicales y a otro palestino en ataques aéreos a Ciudad de Gaza.

 

A pesar de ello, Sharon dijo en un discurso sobre su política que seguía comprometido con el "mapa de ruta" a la paz que impulsan Estados Unidos, la Unión Europea, las Naciones Unidas y Rusia y sostuvo que veía una posibilidad real de progreso hacia un acuerdo de paz con los palestinos en los próximos meses.

 

Pero acusó al presidente de la Autoridad Palestina de ser el principal obstáculo. "Este hombre (Arafat) es el mayor obstáculo de la paz y por lo tanto Israel está determinado a lograr su salida de la arena política," dijo en la apertura de la sesión parlamentaria.

 

El principal negociador palestino Saeb Erekat acusó al ministro derechista israel" de "socavar la paz."

 

El primer ministro Sharon "reiteró su compromiso de construir muros y asentamientos y el uso continuado de la fuerza más desproporcionada contra un pueblo que no tiene marina, ni aviación, ni ejército," dijo a Reuters.

 

El discurso de Sharon pareció reafirmar una decisión adoptada en principio por el gabinete de seguridad israel" el mes pasado de expulsar del poder a Arafat. Esa amenaza, que no especificaba cuándo o cómo se haría, provocó una reacción adversa internacional.

 

Estados Unidos, principal aliado de Israel, dijo que se oponía al exilio de Arafat y Sharon pareció retroceder en su posición la semana pasada cuando dijo en una entrevista a un diario israel" que una expulsión de Arafat sería dañina para Israel.

 

Israel y Estados Unidos han acusado a Arafat de fomentar la violencia durante los tres años de levantamiento palestino contra Israel en busca de independencia, pero el presidente palestino niega tales acusaciones.

 

Las fuerzas israelíes han obligado a Arafat a que permanezca dentro de su cuartel general de Cisjordania durante la mayor parte de los últimos dos años.

 

Israel lanzó el lunes tres ataques aéreos en menos de cinco horas que mataron a por lo menos tres palestinos, entre ellos dos militantes del grupo radical Hamas, y dejaron a al menos 23 heridos.

 

En el ataque más letal, un helicóptero israel" disparó un misil contra un automóvil, en la Ciudad de Gaza, y causó la muerte de los dos militantes de Hamas que lo ocupaban y un palestino que pasaba por el lugar en su automóvil, además de dejar diez heridos, según paramédicos y testigos.

 

Previamente, un avión F-16 bombardeó un edificio en el que según el ejército de Israel se fabricaban armas.

 

El edificio afectado estaba junto a la casa de un líder de alto rango del movimiento radical Yihad Islámica. Por lo menos 14 personas, incluyendo cuatro mujeres y cuatro niños, resultaron heridas por la metralla en el ataque contra el edificio, aunque ningún caso era de gravedad, según testigos.

 

El líder de la Yihad Islámica, Abdallah al-Shami, no resultó herido, dijeron fuentes de la organización.

 

"De repente escuchamos una gran explosión y fue como un terremoto, todo comenzó a caernos encima, vidrio, escombros," dijo Rawad al-Jamal, cuyos hijos resultaron heridos en el ataque.

 

El ejército dijo que el edificio funcionaba como un taller del grupo militante Hamas para fabricar cohetes Qassam y otras armas utilizadas contra Israel en un levantamiento que comenzó hace tres años por la creación de un estado palestino.

 

Un portavoz del ejército negó que al-Shami haya sido el objetivo del ataque que, dijo, era contra "un taller de Hamas utilizado para fabricar armas."

 

El último ataque fue realizado desde helicópteros con misiles dirigidos contra un blanco en la Ciudad de Gaza. No había detalles inmediatos sobre el objetivo del ataque o si éste causó bajas entre los palestinos.

 

Los ataques ocurrieron horas después de que tres soldados israelíes murieran en una emboscada en Cisjordania el domingo en la noche. La responsabilidad de este ataque se la atribuyó la Brigada Mártires al-Aqsa, un grupo armado vinculado a la facción Fatah del presidente de la Autoridad Palestina, Arafat.