Orgullosos "mexikanos" habitan cuatro localidades en Hungría

Budapest, 20 oct.- Mexiko es el nombre de cuatro pequeñas poblaciones húngaras, cuyos habitantes se dicen orgullosamente "mexikanos" y cuyo origen parece estar en el recuerdo del efímero emperador Maximiliano, príncipe austro-húngaro que murió fusilado en el México revolucionario sobre el que quiso reinar.

La mayoría de los habitantes de los cuatro "Mexiko", como se escriben esas poblaciones conforme a la fonética húngara, desconocen el origen del nombre de sus pueblos, pero manifiestan sentirse muy cercanos a sus "hermanos" al otro lado del Atlántico, pese a carecer de cualquier parentesco.

Uno de los Mexiko se encuentra a unas decenas de kilómetros al norte de Budapest, en los montes Pilis, donde desde hace unos años está instalada la primera comunidad de monjes budistas Shaolín de esta parte de Europa, tras la apertura de un monasterio.

El origen de este Mexiko se remonta a principios del siglo XIX cuando la peste arrasó Hungría y un guardabosques consiguió escapar de uno de los pueblos cercanos que estaban bajo cuarentena para construir en ese lugar su casa, ya que sabía que en esa comarca había una fuente de energías especiales naturales.

Esto hizo que el propio Dalai Lama, con motivo de su primera visita a Hungría, se desplazase precisamente a esa región de los montes Pilis para "cargarse" de energía natural, asegura el presidente de la Federación Shaolín Húngara, Peter Cseffalvy.

En esa pequeña población se encuentra la llamada "roca que late" -"Dobogóko" en idioma magiar-, a la que, según la tradición, se la puede oír palpitar si uno se acerca.

La segunda población húngara que recibe el nombre de Mexiko se encuentra junto a la frontera con Austria y formó parte de los latifundios de los Eszterházy, una de las familias nobles más ricas de la aristocracia magiar.

Actualmente y desde 1970 el pueblo se llama Fertoujlak, pero sus habitantes más ancianos siguen asegurando que ellos son mexikanos, apelativo que no dudan en usar orgullosamente ante cualquier forastero.

Este "Mexiko" sirvió como paso libre para los magiares que huyeron de su patria hacia occidente durante la revolución antisoviética iniciada el 23 de octubre de 1956.

Algunos de sus habitantes recuerdan que su pueblo recibió el nombre del Mexiko el siglo pasado, pero desconocen su verdadero origen y sospechan de la existencia de otras localidades con la misma denominación, ya que el cartero aparece a veces con misivas dirigidas a personas que nunca han sido sus vecinos.

Un tercer Mexiko se encuentra situado cerca de la localidad de Andocs, en la provincia occidental de Somogy, y fue poblado tradicionalmente por los sirvientes que trabajaron para el episcopado de Veszprém.

El poblado está hoy prácticamente deshabitado y es propiedad de una persona que se dedica a la reproducción de caballos.

Finalmente, el cuarto Mexiko se halla cerca de la ciudad oriental de Miskolc, donde además hay un valle homónimo, aunque los orígenes de ambos topónimos son igualmente desconocidos, según István Dobossy, director del archivo de la provincia.

El nombre de este Mexiko aparece por primera vez a principios del siglo XX, señaló Dobossy, quien destacó que, después de 1945 y bajo el régimen comunista, en la localidad se instaló una fábrica de armamento pesado.

La explicación más racional del origen de los cuatro "Mexiko" figura en el diario "Vasárnapi Ujság" (Gaceta de los Domingos), que en junio de 1867 dio noticia de la muerte trágica de Maximiliano, único emperador mexicano, hermano del rey húngaro y emperador austríaco Francisco José de Habsburgo.

Una de las notas decía que "el pobre Maximiliano quedó solo y se refugió en uno de sus castillos donde le guardaban también algunos soldados húngaros, pero el 19 de junio lo fusilaron acusándole de traición a la patria".

Esta noticia sacudió mucho a la población húngara, por lo que quizás para recordar a Maximiliano se hizo popular el nombre México en este país centroeuropeo.

Precisamente en esa época se inició en Hungría el registro catastral de los pueblos y poblados y hay quien asegura que los funcionarios imperiales, a la hora de apuntar en sus listas localidades de más reciente fundación, utilizaron el nombre de México en memoria del emperador fusilado. EFE

na-jcb/fr

MUN ICX
SOC:SOCIEDAD-SALUD,GENTE-CURIOSIDADES