Imperios de Terror en el STPRM: GOD

 

MARIO PERALTA

 

Carlos Romero Des-champs no es la madre Teresa, es un líder como han sido todos los dirigentes petroleros, menos uno: “La Quina”, quien fundó en el STPRM imperios de terror del crimen y de absolutismo, los cuales tuvieron que ser abolidos por el “imperio presidencial”.

En los últimos cien años sólo dos peligrosos caciques han sido derrotados por el poder presidencial de la república: Gonzalo N. Santos, El Alazán Tostao, en San Luis Potosí, por Luis Echeverría, y “La Quina” en Ciudad Madero, Tamaulipas, por Carlos Salinas de Gortari.

“La deidad los enfermó tanto que creyeron no solamente que serían presidentes de la República, sino que cambiarían la historia”.

Lo anterior fue expresado por integrantes del “Grupo Obrero Democrático” durante la invitación que hicieron a la EXTRA para dar a conocer “irregularidades y anomalías con las que pretenden los actuales funcionarios llevar al cabo la elección del comité ejecutivo local de la sección 34 del STPRM, la renovación de la dirigencia trienio 2004-2006”.

Bajo el lema “Unidos por el cambio”, este grupo, el cual pretende inyectar sangre nueva al sindicalismo petrolero, rechaza la resistencia del comité encabezado por Carlos Romero Deschamps, quien como todos los secretarios generales anteriores, autoritarios, pretende el continuismo del poder.

Sin embargo, cuando salió a relucir el nombre de Joaquín Hernández Galicia “La Quina”, lo maldijeron, lo calificaron de asesino y ladrón.

Pero añadieron que “ahora se quiere santiguar, eregir como el Salvador, sin presionar, sorprender para recobrar poder, pero eso va a ser imposible, porque los trabajadores petroleros cuando oyen hablar de ‘La Quina’ temen que se les aparezca el diablo”.