Bush sugiere dar garantías a Corea del Norte

BANGKOK, Tailandia, 20 de oct.. -- El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dijo el domingo por primera vez que su país, China y otros países intentan poner fin a la crisis con Corea del Norte ofreciendo a Pyongyang garantías escritas si se compromete a cesar su programa de armas nucleares.

Bush rechazó la exigencia de Corea del Norte de que Washington y Pyongyang firmen un tratado de no agresión, diciendo que estaba "fuera de la cuestión". Pero dejó la puerta abierta para una garantía de seguridad, aceptada por varios países, que sería casi como un tratado.

La tensión sobre el tema nuclear era palpable antes de la inauguración, el lunes, de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, conocido por sus siglas en inglés de APEC. A la cumbre asisten representantes de 21 naciones.

Bush se reúne el lunes en un desayuno de trabajo con el presidente de Corea del Sur, Roh Moo-hyun, a fin de explorar cómo poner fin al entredicho con Pyongyang. El tema figuró al tope del programa del domingo, cuando Bush se reunió con el presidente chino, Hu Jintao, quien prometió alentar a Corea del Norte a retornar a la mayor brevedad posible a las negociaciones que realizan seis países.

"Objetivo compartido"

"Tenemos un objetivo compartido y es que la península coreana quede libre de armas nucleares", subrayó Bush tras reunirse con Hu. El jefe de estado chino dijo a su vez que su país intentará concretar otra ronda de conversaciones entre seis países en un intento por persuadir a Corea del Norte que ponga fin a su programa de fabricación de armas atómicas.

Ambos líderes indicaron que podría existir algún tipo de acuerdo que satisfaga las preocupaciones de seguridad del gobierno de Pyongyang.

Según el gobierno estadounidense, la nueva propuesta, en la que participarían cinco otras potencias, encabezadas por China, brindaría algún tipo de garantía escrita a Corea del Norte.

Un alto funcionario estadounidense, que pidió no ser identificado, dijo que se trataría de un "acuerdo con a minúscula" en lugar de un tratado que exigiría la ratificación del Senado.

Fortalecer la comunicación

Hu le dijo a Bush que "China continuará fortaleciendo su comunicación y participación con varios sectores, y seguirá trabajando para promover el proceso de negociaciones de Beijing, entre seis países".

Antes de su reunión con Hu, Bush reiteró que Estados Unidos no tiene intención de invadir Corea del Norte, pero rechazó la idea de firmar un pacto de no agresión con Pyongyang.

"Creemos que existe la oportunidad de avanzar en el proceso, y lo discutiremos con nuestros socios", dijo Bush. "No tendremos un pacto, si eso es lo que ustedes están preguntando", señaló el presidente estadounidense a la prensa. "Eso está fuera de cuestión".

Pero, dijo Bush, "tal vez hay otras maneras que podemos estudiar, decir exactamente lo que he dicho de manera pública, en el papel, con la aceptación de nuestros socios".

Corea del Sur no formuló inicialmente comentarios sobre las declaraciones de Bush y de Hu. Pero el presidente de Rusia, Vladimir Putin, que asiste a la cumbre, dijo el domingo que las negociaciones entre seis países podrían dar "resultados buenos, positivos", si se encaran las preocupaciones que tiene el régimen de Pyongyang en materia de seguridad.

China ha sido anfitrión de negociaciones entre seis países sobre el programa de armas de Corea del Norte, junto con Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, China y Rusia.

Corea del Norte ha dicho que no está interesada en una nueva ronda de negociaciones entre seis naciones a menos que Estados Unidos acepte discutir un pacto de no agresión.