CANAL TV DEMANDA A NASA EN BUSCA INFORMACIÓN VIDA EXTRATERRESTRE  

 

 Washington, 21 octubre.- Un canal de televisión de EEUU emprendió una singular batalla contra la NASA a la que proyecta demandar judicialmente la próxima semana para que desclasifique información relativa a objetos voladores no identificados (OVNIS).

 

El canal de televisión por cable Sci-Fi, que realiza documentales que exploran la línea que separa la realidad de la ficción, se alió el año pasado con una firma de abogados de Washington, y con John Podesta, el ex jefe de gabinete del ex presidente Bill Clinton, en un peculiar empeño.

 

Se trata de obtener información sobre "el nuevo Roswell", un posible avistamiento de un OVNI en Kecksburg, Pensilvania, en 1965.

 

"La NASA y el Departamento de Defensa continúan con su muro de silencio", señaló Bonnie Hammer, presidente de Sci-Fi.

 

"El público tiene derecho a saber si esto tiene algo que ver o no con los OVNIS", agregó Hammer.

 

El presidente de Sci-Fi relató que en diciembre de 1965 los residentes de Kecksburg observaron cómo una bola de fuego iba a parar a un bosque a unos 65 kilómetros de Pittsburg.

 

Inmediatamente, la zona fue acordonada por el Ejército, que realizó un gran despliegue de helicópteros y camiones.

 

Los ciudadanos de Kecksburg, localidad que fue incluso puesta bajo la ley marcial, nunca supieron si los militares habían encontrado algo.

 

Sci-Fi difundirá este viernes una nueva investigación sobre los hechos, que contará con las declaraciones de, entre otros, un experto de la Universidad de Virginia Occidental que descubrió pistas que confirman que el bosque sufrió en esa época lo que se ha descrito como un "evento traumático".

 

El periodista de investigación Leslie Kean dijo al servicio de noticias de Sci-Fi que el experto de la NASA Nicholas Johnson descartó que en algún momento se hubiera pensado que se tratase de un satélite ruso llamado Cosmos 96.

 

Johnson señaló que ningún resto de ese satélite pudo haber ido a parar a Pensilvania, e indicó que no podría tratarse de "ningún objeto hecho por el ser humano, de ningún país". EFE