Bruselas destina 18 millones euros a combatir minas antipersonal

Bruselas, 21 oct.- La Comisión Europea anunció hoy, martes, su programa de trabajo contra las minas antipersonal para el año 2003, con un presupuesto de 18,15 millones de euros destinado a promover el desarrollo de los países que sufren sus consecuencias.

Según un portavoz del Ejecutivo comunitario, el programa de Bruselas de este año se centrará en 14 países: Afganistán, Angola, Armenia, Azerbaiyán, Camboya, República Democrática del Congo (RDC), Eritrea, Guinea-Bissau, Irak, Laos, Mozambique, Myanmar (antigua Birmania), Sri Lanka y Sudán.

Sus principales prioridades son la puesta en marcha de un conjunto de acciones destinadas a "eliminar la amenaza de las minas antipersonal y de las municiones sin explotar sobre las poblaciones afectadas y a atenuar las dramáticas consecuencias que tienen", según un comunicado.

Entre esas acciones, destacan las relacionadas con el desminado, la sensibilización, la reducción de riesgos y destrucción de minas almacenadas o abandonadas, la puesta en marcha y refuerzo de las competencias locales, y la mejora de la eficacia y el rendimiento de la lucha contra las minas.

Los países que se beneficiarán del programa han sido seleccionados en función de cuatro criterios: la adhesión o los esfuerzos realizados para adherirse a la Convención de Ottawa contra las minas antipersonal, las consecuencias humanitarias del problema, la prioridad que la nación da al asunto y la importancia estratégica para la UE.

Del presupuesto total, 13,05 millones de euros serán subvenciones directas distribuidas a través de organizaciones de las Naciones Unidas a países como Armenia, Azerbaiyán, Afganistán o Mozambique.

Otros 4,6 millones de euros se emplearán en la cofinanciación de operaciones en Sri Lanka, Laos, la RDC y Guinea-Bissau, a través de una convocatoria de propuestas, y el medio millón de euros restante, en el mantenimiento de acciones de asistencia técnica en Camboya.

El programa de trabajo para este año se enmarca en la acción comunitaria de lucha contra las minas, dotada con un presupuesto de alrededor de 48 millones de euros para el periodo 2002-2004.

Esta lucha "sigue siendo una prioridad" para la UE, según el portavoz de la Comisión, quien precisó que los esfuerzos de Bruselas se dirigen a promover la adhesión de los países a la Convención de Otawa.

Desde su entrada en vigor, recordó, ya se han destruido 15 millones de minas terrestres, aunque en la actualidad el número de víctimas sigue siendo "extremadamente importante".

Cada año, son entre 15.000 y 20.000 las personas muertas o heridas a causa de las minas. EFE

pi/Ja

MUN EXG FCE ICX
POL:POLITICA,EXTERIOR