Flores contra el miedo

En la actualidad el ritmo de vida no da tregua. La recesión, los sueldos bajos, la inflación, la devaluación, los robos, los secuestros "express"… no dejan lugar ni para un segundo de respiro. Con semejante cócktail amargo, no sólo el cuerpo se resiente somatizando en diferentes enfermedades físicas y orgánicas, ya sean migrañas, contracturas musculares, úlcera de estómago, etc, sino que también la mente y el sistema psíquico-emocional se dañan.

Entonces uno se encuentra frente a sensaciones sumamente raras y desconocidas hasta el momento. De pronto, experimenta temores irracionales, nuevos miedos, fobias, obsesiones diversas por demás desagradables, se sumerge en un estado depresivo, angustiante o padece un cuadro de marcada ansiedad. Todo eso es la crisis. Contradiciendo el sinnúmero de avances en cuanto a medicina, tratamientos y tecnología de punta, la solución viene, sin embargo, de la mano de lo antiguo, sencillo y natural.

Hace más de setenta años, las primeras en hacerse notar fueron las Flores de Bach, luego aparecieron las Flores de Bush, exhibiendo asombrosos resultados, para más tarde demostrar lo suyo las Flores de Raff, las "Flores de Bach argentinas", particularmente efectivas para quienes han nacido y viven en Latinoamérica.
En esta ocasión, Salud Vital   a seleccionó algunas flores para que pueda solucionar, con el debido asesoramiento de un profesional especializado, cualquier tipo de disturbio psicológico que se le presente en momentos difíciles y de crisis. A no desanimarse: la respuesta a sus inquietudes y temores está más cerca de lo que cree o imagina.

Flores de Bach

Las pioneras; siempre presentes y efectivas
Fueron creadas por el Doctor Edward Bach, en 1932, por un golpe del destino. Luego de fallecida su esposa, el Doctor Bach se enfermó de cáncer con un pronóstico de sólo tres meses de vida. De esta manera, con sus estudios de medicina, bacteriología e inmunología (investigaciones mediante) descubrió en las flores un curioso poder curativo, capaz de ayudar en disímiles dolencias, tanto físicas como mentales. Las flores de Bach se basan en la concepción de unidad psicosomática, donde no se prioriza la enfermedad, sino al enfermo. Son medicamentos energéticos y no dependen de la cantidad ingerida, sino de la frecuencia con la cual se toman.

Alpine Mint Bush: es benéfica para el cansancio mental y emocional. También para el exceso de responsabilidades.
Bauhinia: brinda apertura mental, para aceptar nuevas ideas y conceptos
Black Eyed Susan:
el remedio para el estrés
Blue Bell: ideal para el miedo a la carencia afectiva
Boronia: otorga serenidad, claridad de mente y pensamiento
Bush Iris:
especial para el miedo a la muerte
Dog Rose: para personas miedosas e inseguras

Flores de Raff
Solución criolla para los problemas de ánimo
También se las llama "Flores de Bach Argentinas", desarrolladas por el Doctor Jorge Luis Raff ayudan a reequilibrar el nivel energético, sin ningún tipo de efectos secundarios. Comprenden 128 esencias, compuestos, cremas, óvulos, etc, incluyen las Esencias Brasileras y Uruguayas, agrupadas como Raff Flower Remedies, reconocido por el Ministerio de Salud Pública de la Argentina, como elaborador y maestro de las esencias florales.   Este tipo de remedios florales se encuadran dentro de la medicina vibracional, como ha sido la homeopatía y otros espectros alternativos de la medicina natural, tratando la desarmonía del cuerpo físico, emocional, mental y espiritual que revela el caso. Al tomar las gotitas de las flores de Raff, uno ingiere dosis de energía, promoviendo –de esta manera- la integración y la salud total del ser humano. A continuación, una selección de flores que lo ayudarán para enfrentar diversos cuadros psico-mentales y espirituales:


 

Ajenjo: angustia obsesiva por causas que se generan en el inconsciente
Alcanfor: pérdida de sentido de estabilidad psico-emocional, en todas sus variantes
Amapola: falta de claridad mental
Azalea: miedo al futuro, miedo a confrontarlo o vivenciar situaciones, por temor a perder el control
Azalea Rosada: miedo a poner ideas en acción
Azucena: miedo inconsciente a la muerte. Brinco Violeta: excesivo desequilibrio emocional
Caki: terror nocturno, miedo a la muerte
Campanilla: pensamientos e ideas obsesivas
Ceibo: indicado para tratar problemas de pesimismo
Ciclamen: miedo y preocupaciones ocultas, por falta de fe y esperanza
Cineraria: temor por causas desconocidas
Clivias: terror, pánico
Corona de Cristo: falta de equilibrio psico-espiritual
Crisantemo: falta de control de la emotividad. Depresión maníaca
Dalia: desbalance energético
Gladiolo: miedo a la vida
Hortensia: atenúa los miedos, aporta claridad mental y elimina pensamientos agobiantes
Lila: miedos por inseguridad
Lirio: miedos, angustia y desesperación
Macetilla: miedo a las enfermedades
Nemecia: miedo a lo conocido
Pensamiento: despeja la mente
Ruda: miedo de origen conocido, pensamientos persistentes, melancolía severa
Santa Lucía: miedo a la realidad