Piden que barcos para desguace sean considerados desechos tóxicos

Ginebra, 22 oct.- Organizaciones internacionales de defensa del medio ambiente dijeron hoy que es urgente que la legislación internacional considere como desechos tóxicos a los barcos destinados al desguace y que se prohíba su exportación.

Según representantes de Greenpeace y de la Red de Acción de Basilea, esta es la única manera de frenar la contaminación que esta actividad está produciendo en los países en desarrollo, particularmente en la región que comprende India, Bangladesh, Pakistán y Turquía.

Delegados de ambas organizaciones asisten esta semana en Ginebra a la Conferencia Intergubernamental de la Convención de Basilea sobre desechos tóxicos y material peligroso, donde en Ginebra a la Confeos barcos viejos en esa lista se ha convertido en uno de los temas centrales.

El representante de Greenpeace, Frank Petersen, sostuvo que los barcos contienen algunas de las substancias más peligrosas tanto para el medio ambiente como la salud humana, tales como el amianto, los bifenilos policlorados, además de pinturas tóxicas.

Además, muchos de los barcos en desuso son exportados por las compañías navieras de los países desarrollados a las regiones pobres del mundo con cargamentos peligrosos a bordo, sin que exista ninguna norma internacional que lo considere ilegal.

Debido a este vacío en la legislación internacional, varias organizaciones por la protección del medio ambiente se han unido para intentar convencer a los gobiernos de la necesidad de que se establezca explícitamente en la Convención de Basilea que los barcos para el desguace son desechos tóxicos.

Mientras la Unión Europea se ha pronunciado en la reunión de Ginebra a favor de adoptar esta propuesta, Estados Unidos y Japón se niegan a aceptarla.

Según Petersen, la gran industria naviera está intentando a su vez influir en los gobiernos para evitar la adopción de medidas que obligarían, entre otras cosas, a contar con la autorización expresa de los países de tránsito y de aquel de destino antes exportar un barco.

Este tendría además que ser descontaminado previamente, comentó Petersen, quien explicó que el único motivo por el que los propietarios de barcos prefieren que su desguace se realice en un país en desarrollo es porque ello implica menores costos.

"Mientras un trabajador en Estados Unidos cobra de 5 a 6 dólares la hora, a uno en Bombay (India) se le paga un dólar al día", comentó.

"Los armadores reconocen que es un problema de costos y han dicho claramente que no cumplirán con las normas necesarias si no están obligados", agregó Petersen.

El objetivo de la campaña es que se incorpore este tema a la Convención de Basel, algo que hasta los más optimistas dicen que podría tardar hasta fines de 2004.

Jim Puckett, de la ONG Red de Acción de Basilea, dijo que sólo este año se han enviado a los lugares de desguace 450 embarcaciones y que cada año más de 600 barcos terminan de la misma manera, lo cual vuelve urgente que se tomen medidas al respecto. EFE

is/jdl

ICX MUN EXG FIB
ECO:ECONOMIA,SECTORES-EMPRESAS,TRANSPORTES SOC:SOCIEDAD-SALUD,SALUD SOC:SOCIEDAD-SALUD,SOLIDARIDAD-DERECHOS