Bush: no puedo respetar a alguien que hace pasar hambre a gente

Camberra, 22 oct.- El presidente estadounidense, George W. Bush, afirmó hoy que no puede respetar a los dirigentes políticos que condenan a sus pueblos a pasar hambre, en una referencia implícita al presidente de Corea del Norte, Kim Jong Il.

"No puedo respetar a alguien que deja a su pueblo pasar hambre y lo diezma a consecuencia de la malnutrición", dijo el presidente estadounidense a un grupo de periodistas a bordo del avión que le trasladó desde Bali (Indonesia) hasta Australia.

Bush hizo estas declaraciones cuando se le preguntó si se arrepentía de haber dicho en una ocasión que "odiaba" al líder norcoreano y consideraba que sus palabras habían contribuido a exacerbar la crisis nuclear en la península coreana.

El presidente eludió contestar directamente la pregunta y se refirió a la "triste, muy triste situación del pueblo norcoreano".

"Sencillamente, es desmesurado que mucha gente esté pasando hambre en el siglo XXI. Nosotros les estamos entregando comida, pero no estamos seguros de que llegue al pueblo", declaró Bush.

"Me preocupa mucho ver que hay líderes fracasados que hacen añicos las esperanzas de la gente, como en este caso creando una hambruna increíble", añadió el mandatario estadounidense.

Previamente, Bush afirmó que mantendrá su oferta a Corea del Norte de darle garantías de seguridad a cambio de que abandone su programa nuclear, pese a que Pyongyang la consideró ridícula.

"Seguiremos enviando un mensaje muy claro a los norcoreanos", dijo Bush durante la visita que realizó a la isla indonesia de Bali, penúltima etapa de su gira por cinco naciones de Asia y Australia.

El presidente estadounidense consideró que "la buena noticia es que hay otras naciones junto a EEUU enviando el mismo mensaje".

Bush ofreció al régimen de Kim Jong Il garantías de que no será atacado si decide renunciar a su programa nuclear, durante la cumbre del Foro Económico Asia-Pacífico celebrada en Bangkok, en un nuevo enfoque de la política de EEUU hacia la crisis norcoreana.

El presidente estadounidense hizo esta oferta en el marco de las negociaciones a seis bandas entre las dos Coreas, EEUU, China, Rusia y Japón para tratar de encontrar una solución pacífica a la crisis.

Al mismo tiempo, Bush rechazó la posibilidad de firmar un pacto bilateral de no agresión con Corea del Norte, como reclamaba Pyongyang, porque, según dijo, "ya nos engañaron una vez", en referencia al acuerdo de 1994 con la administración de Bill Clinton. EFE

fpb/jal

MUN EXG ICX
POL:POLITICA,CONFLICTO