México mantiene leyes patriarcales que tratan mujeres como objeto

México, 23 oct.- México mantiene leyes que reproducen una sociedad patriarcal y en las que las mujeres son tratadas como un simple objeto, según un exhaustivo estudio realizado por un organismo oficial.

La presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Patricia Espinosa, declaró en una entrevista con EFE que el análisis de las legislaciones federales y estatales en materia de derechos de las mujeres, presentado esta semana, ha puesto de manifiesto la vigencia de preocupantes "anacronismos".

"Tenemos un marco legal muy rezagado en el que persisten figuras del siglo XXI con otras de la era cuaternaria, en las que se considera aún a la mujer como un objeto", denunció Espinosa.

"Muchas leyes mexicanas reproducen una cultura patriarcal, en la que la mujer era ciudadana de segunda", añadió.

El estudio de Inmujeres revela situaciones tan indignantes como el hecho de que en 24 de los 31 estados del país más la capital mexicana, que es Distrito Federal, el robo de una vaca tiene un castigo más severo que la violación a una mujer.

Uno de estos estados es Chihuahua, donde se encuentra la tristemente célebre Ciudad Juárez, localidad de la frontera con Estados Unidos donde en la última década han sido asesinadas unas 300 mujeres, buena parte de ellas tras ser atacadas sexualmente.

Los crímenes de Ciudad Juárez, pese a la presión de la sociedad civil nacional e internacional de los últimos meses, siguen impunes.

Espinosa lamentó que entre los legisladores e incluso los jueces persista la creencia de que una mujer que ha sido atacada sexualmente ha hecho algo para merecerlo.

Por ejemplo, mencionó, sólo en tres estados del país se castiga la violencia familiar, aunque no como delito grave.

Según datos de Inmujeres, aproximadamente en un tercio de los hogares mexicanos existe violencia física.

Además, subrayó, "en el 90 por ciento de los hogares se vive otro tipo de violencia, que puede ser incluso más dañina, como la psicológica o emocional".

Espinosa admitió que es muy difícil combatir la violencia familiar porque muchas de las víctimas no lo denuncian, por lo que el Inmujeres realizará una encuesta exhaustiva con el fin de elaborar un diagnóstico certero de la situación y proponer medidas concretas.

La funcionaria denunció que en nueve estados del país está vigente el "depósito" de las mujeres en caso de divorcio, "lo que significa que hasta que no transcurra un período determinado tras la separación la mujer no puede tomar decisiones sobre su propia vida".

Asimismo, en ningún Estado se prohíbe el matrimonio entre menores de edad, en 23 se exculpa el rapto si el hombre se casa con su víctima y en ninguna región el abuso sexual de menores es considerado un delito grave.

En Campeche las mujeres que se nieguen a seguir a su marido a otra residencia son castigadas y en Coahuila se prohíbe que las esposas desempeñen trabajos que dañen la estructura familiar.

"Todas las leyes revisadas, incluida la Constitución, carecen de perspectiva de género, mientras que de doce leyes federales evaluadas, diez no cumplen con los compromisos internacionales firmados y ratificados por México", denunció Espinosa.

Lamentó que, desgraciadamente, las desigualdades entre hombres y mujeres vigentes en las leyes se reproducen en la sociedad.

"En materia laboral, las mujeres aún no perciben el mismo salario que los hombres por el mismo trabajo, y desde el punto de vista educativo, aún son menos las mujeres que los hombres que adquieren un nivel superior", indicó.

Espinosa explicó que los resultados del estudio ya han empezado a exponerse a parlamentarios federales y estatales con el fin de que modifiquen las leyes que fomentan la discriminación de género.

"Ojalá logremos que cuando termine este sexenio (en 2006) tengamos una legislación que sea justa, equitativa y no discriminatoria", concluyó. EFE

vsf/jma/alf

MUN EXG ICX
SOC:SOCIEDAD-SALUD,SOLIDARIDAD-DERECHOS POL:POLITICA,PARLAMENTO