Primer ejercicio electoral prueba sigue existiendo temor a Sadam

Bagdad, 25 oct.- Las primeras elecciones celebradas de prueba para conocer como se adapta la sociedad iraquí al sistema democrático reflejan que la gente de Bagdad sigue atemorizada por la legión de ex seguidores del depuesto régimen de Sadam Husein.

Cerca de un millar y medio de iraquíes de tres distritos de la capital fueron convocados el viernes para participar en el experimento de talante democrático organizado por la Autoridad Provisional de Irak, que dirige el estadounidense, Paul Bremer.

El experimento consistió en elegir mediante votación a los jefes de los distritos de Kerrada, Merian, Sahia, situados cerca de los edificios ministeriales, la comandancia de la desaparecida Guardia Republicana, y de instalaciones ocupadas ahora por las fuerzas de la coalición que capitanea Estados Unidos.

Los habitantes de esos tres distritos son iraquíes de clase media y entre ellos abundan los profesionales, así como los ex oficiales del ejército que tuvo Sadam Husein, y los funcionarios que estuvieron ligados al Partido Baaz, el sosten del régimen.

En el distrito de Sahia, donde habitan cerca de 15.000 personas, no hubo necesidad de celebrar la votación, puesto que ni un sólo residente osó competir con el único candidato, Haithen Al Iony, un temido militante del proscrito Partido Baaz.

"Todos los que habitan en ese distrito tienen miedo a este individuo", indicó el capitán estadounidense que estaba al mando de las unidades militares enviadas a la zona para prestar protección durante el ejercicio electoral.

En los otros dos distritos de Kerrada y Merian si se celebró la votación para elegir al cabeza de estos vecindarios, aunque menos del 50 por ciento de los inscritos en la lista de votantes fueron a los colegios electorales para depositar su voto en la urna.

"La respuesta me ha decepcionado un poco, pero los preparativos ha sido acertados", dijo Abdul Hafaed, supervisor de la prueba electoral para la que se habilitaron tres escuelas de enseñanza primaria.

En la barriada de Merian venció de forma aplastante a los otros dos candidatos sin afiliación política conocida, otro ex militante del Partido Baaz, Baker Ahmed Ali Al Obeudy, quien a su vez es el jefe de ese distrito desde que hace más de una década fue designado por las autoridades de Bagdad.

Y en el distrito de Kerrade, en el viven 25.000 personas, Husein Ali Mubart, un conocido empresario local vinculado al depuesto régimen y que se presentó como independiente, se impuso por amplia mayoría a su competidor, un funcionario jubilado llamado Taleb Shiman.

Cada uno de los candidatos seleccionados para participar en el simulacro de elecciones, y según explicaron sus organizadores, debía cumplir el requisito de carecer de antecedentes penales, debía contar con una educación al menos de nivel medio, y gozar de respeto entre los miembros del distrito en el que reside.

"La presentación de candidaturas ha estado abierta a todos, y en la selección no hemos tenido en cuenta su pasada o actual vinculación política", apuntó Hassad Fuad, juez del tribunal del distrito de Kerrada.

Los electores dispusieron de cuatro horas para depositar en las urnas su papeleta, un trozo de papel en blanco en el que a bolígrafo escribían el nombre del candidato de su predilección.

"No es la primera vez que voto, aunque si es la primera que voy a elegir al jefe de mi barrio", manifestó Abdula Alhamed, dueño de un pequeño comercio de ultramarinos.

El Consejo de Gobierno, compuesto por 25 políticos iraquíes, elabora junto a un comité de juristas el borrador de la nueva Constitución iraquí, que deber dar paso a la celebración de elecciones legislativas, en principio previstas a finales del 2004.EFE

mfr/msr

MUN EXG ICX
POL:POLITICA,CONFLICTO