El ataque contra hotel Rashid fue preparado durante meses

Bagdad, 26 oct  - El ataque perpetrado hoy contra el hotel Al Rashid de Bagdad, que ha causado la muerte de un militar estadounidense y en el que han resultado heridos 15 empleados de la Autoridad Provisional de Irak, fue planeado durante meses por terroristas.

"No hay duda de que el ataque precisó de un reconocimiento previo del área y cierta investigación, probablemente les tomó algún tiempo prepararlo, en mi opinión cerca de dos meses", indicó el general Martin Dempsey, responsable de la seguridad en la capital iraquí.

El general Dempsey, a su vez jefe de la Primera División Acorazada, explicó en rueda de prensa, que el hotel Al Rashid fue alcanzado por "ocho o diez" proyectiles disparados por "fuerzas terroristas" desde el oeste, y a una distancia de 400 metros.

Los proyectiles, de 68 y 85 milímetros, causaron desperfectos en la fachada del edificio, en el interior de este, y también en la zona ajardinada que circunda el hotel.

A causa del ataque, ocurrido a las 06:08 (09:08 GMT), murió un militar estadounidense, y otras 15 personas fueron heridas, entre ellas cinco civiles y 7 oficiales de EEUU, y cuatro empleados de diversas nacionalidades que trabajan para la Coalición que encabeza Estados Unidos.

Según indicó el teniente coronel, Luís Aparicio, jefe del gabinete del teniente general Luis Feliu, adjunto al máximo responsable de defensa de la Autoridad Provisional, entre los heridos en ese ataque no figura ningún español.

Además, dos policías iraquíes sufrieron heridas de bala en el tiroteo que libraron con los supuestos autores cuando huían del parque Alzaura, próximo al hotel, y donde los soldados estadounidenses descubrieron la lanzadera que emplearon para disparar los proyectiles.

La lanzadera, a la que habían adosado trampas explosivas, estaba oculta en el interior de lo que parecía un generador remolque, como los que emplean las empresas dedicadas a la reparación de calles.

"Los proyectiles fueron accionados mediante un dispositivo automático" explicó el general Dempsey.

La lanzadera, que el general calificó de "primitiva", disponía de 40 tubos, de los que once continuaban cargados con cohetes.

Los soldados la descubrieron después de que los presuntos autores del ataque escaparán un vehículo de color blanco.

Los proyectiles impactaron en varias habitaciones situadas en las plantas séptima, novena y décima, aunque no en la duodécima, que era la que al parecer ocupaba el subsecretario norteamericano de Defensa, Paul Wolfowitz, quien salió ileso del ataque.

"No creo que el objetivo fuera el subsecretario Wolfowitz, pienso que con este particular evento perseguía intentar la reapertura del puente y el levantamiento del toque de queda", dijo el general Dempsey.

El ataque coincidió con el final del toque de queda decretado hace seis meses por el Ejército de EEUU tras la toma de Bagdad, y el primer día en el que los automóviles y personas pudieron cruzar el puente, llamado del 14 de Julio, y que levantado sobre el río Tigres, ayuda a descongestionar el intenso tráfico.

Durante la visita que Wolfowitz efectuó el pasado sábado a Tikrit, lugar de nacimiento de Sadam Husein, cinco militares estadounidenses resultaron heridos cuando un grupo de insurgentes derribó un helicóptero Black Hawck al este de la ciudad.

Wolfowitz tenía programado el domingo por la mañana, efectuar un recorrido por Bagdad con una unidad de la policía militar estadounidense

Es la segunda vez que es atacado el hotel Al Rashid, considerado por muchos iraquíes el símbolo de la ocupación.

El pasado 27 de septiembre, tres cohetes menos potentes que los utilizados en el segundo ataque, impactaron en el hotel dañando ligeramente la fachada, y no causaron heridos.

mfr/va

MUN EXG ICX
POL:POLITICA,CONFLICTO